Soy periodista y estoy divorciada. Tengo 67 años y, al cumplir 65, el Ayuntamiento me dio la bienvenida a la tercera edad. Me enfadé y decidí escribir Yo no me quiero jubilar (Plaza y Janés Editorial).

XLSemanal. En este libro dice que es usted mayor pero no tanto.

Curri Valenzuela. Soy mayor y, además, lo confieso. Tengo 67 años y no me importa que se sepa; al revés.

XL. ¿Utiliza los descuentos para mayores?

C.V. ¡Claro!, porque sabes cuánto cuesta nadar cuando cumples 65 años. 95 céntimos toda la mañana.

XL. Dice que de ejercer de abuela, nada de nada.

C.V. Es que las abuelas están explotadas como cuidadoras de niños. Cuando por fin tienen tiempo para dedicarse a ellas, les dejan tres niños todas las mañanas. ¡No hay derecho!

XL. Así concilian sus hijas

C.V. Yo jamás lo he hecho. Conozco mujeres jóvenes con mucha cara dura que sueltan al niño con la abuela y luego se hacen un buen viaje. ¡Las abuelas tienen que plantarse!

XL. Dice que ni yaya ni yo-ya.

C.V. Es que tengo amigos que me dicen tú ya no y me indigno. ¿Yo-ya no, qué? Vivo en continuo estado de rebelión. ¡Yo-ya de todo!

XL. Bueno, menos trajes sin mangas [ellas] y pantalones cortos [ellos].

C.V. [Se ríe]. Ahí sí te das cuenta de la edad. Los hombres mayores con pantalón corto son terroríficos, peor todavía que las mujeres con trajes sin mangas.

XL. Dicen que con ejercicio y láser se puede mantener el brazo prieto.

C.V. ¡Qué ansiedad! Es absurdo porque siempre te delata algo. las manos, la forma de andar y la gente, al verte, dice. Mira qué cirugía estética se ha hecho esa vieja , en lugar de. Qué señora más estupenda va por ahí .

XL. Me quedo con una frase de Maurice Chevalier. La alternativa a envejecer es mucho peor .

C.V. ¡Muchísimo peor! Uno se muere cuando le toca y da lo mismo toda la cirugía estética que se haya hecho.

XL. Con dinero y salud, ¿no le apetece hacer mil cosas? C.V. Sí, a los 80 años, cuando libere mi plan de pensión, me gustaría dar la vuelta al mundo en el Queen Elizabeth. Mientras tanto, quiero seguir trabajando, me moriría de pena si me levantara cada mañana pensando que solo tengo que ir a hacer taichí.

XL. Asegura que la mujer que más vive es la viuda. ¿Hay que matar al marido?

C.V. No hace falta, se mueren solos porque no se hacen chequeos. El de la viuda es el estado ideal, te permite ser respetable y hacer lo que te da la gana. Esta es una de las máximas de mi vida.