Madrileño. 62 años. Con mi primera película, ‘Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto’, gané dos Goya. Acabo de publicar mi primera novela. ‘Simpatía por el diablo’.

Agustín Díaz Yanes. ¡No, perdona! Yo nunca he dicho que el cine español sea monotemático y gilipollas .

XLSemanal. Pues lo he leído en un enorme titular atribuido a usted.

A.D.Y. Te juro que no lo dije. Ocurrió eso que llaman sacar de contexto.

XL. ¿ ?

A.D.Y. Quise decir que siempre hemos sido algo monotemáticos a la hora de hacer cine, sobre todo si nos comparamos con los franceses. Pero no lo dije así exactamente porque, entre otras cosas, no lo pienso.

XL. ¿Qué tiene la literatura que no tenga el cine?, ¿menos sobresaltos?

A.D.Y. Rodar es una experiencia única. Si sale mal, resulta terrorífico; pero si sale medio bien, es inolvidable. Por su parte, se escribe en completa soledad.

XL. Llevado a lo sexual, ¿una cosa vendría a ser una orgía y la otra, el vicio solitario?

A.D.Y. [Ríe]. Ahí lo has clavado. Escribir es una tarea titánica, muy lenta. El cine es distinto. Uno se ve rodeado de 200 personas y tiene que estar tomando decisiones constantemente.

XL. Ya que estamos, ¿cómo explica su fijación por el sexo oral en su cine?

A.D.Y. [Sonríe]. No lo sé. Tendré que psicoanalizarme. Es que las escenas de sexo son un coñazo enorme. He llegado a la conclusión de que, para mí, el sexo oral es más sencillo de rodar. ¡Pimpún! y vienes a decir lo mismo.

XL. Si la España de hoy fuese el guion de una película, ¿qué género sería?, ¿una coproducción hispano-alemana?

A.D.Y. [Sonríe]. Más bien un thriller con coproducción hispano-alemana, con un euro español y el resto puesto por los alemanes. Vivimos algo así. Es muy duro. La cosa está complicadilla.

XL. ¿Por qué no es usted torero?

A.D.Y. Porque para dedicarse a ello hay que obsesionarse y yo no lo hice. Además, era muy malo.

XL. Anónimo internetero refiriéndose a usted. No concibo que alguien con dos dedos de cerebro sea taurino . Cómo está el patio, ¿no?

A.D.Y. Creo que cada uno puede decir lo que le dé la gana, siempre que no se insulte. Este tuitero o lo que sea no me conoce, igual hasta tiene razón. Es que a mí estas cosas me dan igual.

XL. Pelis, libros ¿Con qué más nos sorprenderá?, ¿con un cuadro al óleo?

A.D.Y. No, déjate. Yo hago muy pocas cosas medianamente regular. Ojalá pudiera hacer otra película o escribir otra novela. Ya veremos qué pasa.

Desayuno con burbujas

¿Quieres que te diga lo que desayuno? Te vas a descojonar. La gente alucina cuando se lo cuento. Un refresco de cola light muy frío. Ahí soy un hombre feliz .