Un mundo aparte entre la sierra y el mar. En plena Costa del Sol ofrece alta gastronomía, máxima discreción y atención exquisita.

En una finca de más de 215 hectáreas, a un kilómetro de la costa y a un máximo de una hora de los aeropuertos de Gibraltar, Málaga y Jerez, Finca Cortesín es un resort a la española con cierta impronta portuguesa que destaca por su hospitalidad, su intimidad y su impecable servicio, que requiere entre 85 y 195 empleados según la temporada, es decir, dos por habitación.Como un cortijo palaciego de formas puras que se recortan en el horizonte, el edificio es de nueva planta aunque no lo parece. Construido en torno a dos grandes patios, el hotel tiene 67 confortables suites de entre 50 y 180 metros cuadrados, de altos techos y en su mayoría con salón, todas con balcones o amplias terrazas que las llenan de luz. Los atractivos cuartos de baño son un ejemplo de lujo discreto y funcional. Revestidos de mármol, tienen bañeras ovaladas bajo una ventana, cabina de ducha y vestidor.En contraste con la sobriedad de la fachada encalada, el interiorista Duarte Pinto Coelho ha creado un ambiente lujoso en las zonas comunes, con antigüedades europeas y piezas del arte portugués, como la fuente con azulejos del patio de entrada, un frente de cocina antiguo y espectacular o las alfombras de Arraiolos de color azul cobalto. Con dos restaurantes intermitentes y de autor, la gastronomía merece capítulo aparte. En el Schilo, el chef holandés Schilo Van Coeverden hace una fusión árabe y asiática solo entre Semana Santa y octubre y, además, en Don Givanni, en Semana Santa, julio y agosto, Andrea Tumbarello ofrece cocina italiana. Asimismo, El Jardín apuesta por la cocina española y el Blue Bar, la Casa Club, los Pool Bar y el Beach Club, con una piscina que se funde con el mar en la playa de Bahía de Casares, completan la oferta gastronómica.Las instalaciones deportivas no se quedan atrás. Un spa de 2200 metros cuadrados, con la última tecnología en belleza y rejuvenecimiento, sala doble de tratamientos con baño romano para parejas, cueva de nieve única en España y gimnasio.Sede de grandes campeonatos, un campo de golf rodea el conjunto, que incluye dos piscinas como albercas de 35 y 50 metros entre palmeras, olivos centenarios, magnolios y árboles de flor sudamericanos, jazmines de 30 variedades o una avenida de bambúes.

Entre plantas. Vista parcial del exterior del establecimiento, con el campo de golf diseñado por Jack Nicklaus y una de las piscinas con las que cuenta el resort.

Zona de ocio. Las estancias de este establecimiento ofrecen todas grandes ventanales por las que entra la luz y a través de las cuales observar el entorno, junto a la sierra.

Cocina cuidada. La oferta gastronómica es muy variada. A los restaurantes tradicionales se unen el Beach Club y el Blue Bar (en la foto), que ofrece cócteles, ensaladas, sándwiches

Dónde y cómon DIRECCIÓN. carretera de Casares,

km 2. 952 93 78 00. www.fincacortesin.com. n CIERRA. tres semanas de enero, después de Reyes. n TARJETAS. todas.n PRECIOS. doble, desde 429 hasta935 , con desayuno, IVA no incluido. Restaurantes, precio medio. Schilo, 120/135 , con bebidas e IVA incluidos. Don Giovanni, 45 con vinos pero sin copas.Un lugar para n Hacer submarinismo. En esta zona donde aún quedan pecios.n surcar las olas. Windsurf y kitesurf en Tarifa a 20 minutos. n Jugar al golf. En el campo de Finca Cortesín; para muchos, técnicamente perfecto. Y aprender o perfeccionar el swing en la academia Jack Nicklaus del hotel. n visitar. Con guía y en limusina la Alhambra de Granada, Ronda y las bodegas y ganaderías del marco de Jerez.n Comer. En las ventas García (952 89 41 91) y Victoria (952 89 41 99), auténticas, en la carretera de Casares. La Borgoña, en San Pedro de Alcántara, un bistró en una antigua librería. Solo cenas (951 08 78 99).