Suculencia con un toque de chistorra.

Tiempo de preparación. 1,15 horas

Ingredientes. 1 kg de cebolleta (12 unidades), 180 g de nata, 120 g de chistorra, 15 g de parmesano rallado, 250 g de bacalao y sal.

Elaboración. se precalienta el horno a algo más de 160 C y, mientras tanto, se cuecen las cebolletas en una cacerola con agua y sal. Cuando empieza la ebullición, se baja el fuego y se dejan hirviendo hasta que las cebolletas estén tiernas (más o menos unos 20 minutos).Entretanto se trocea y saltea la chistorra a fuego vivo, se reserva y se escurre del aceite sobrante. Se corta el bacalao en rodajas de unos 3 milímetros y se reservan. Una vez cocidas las cebolletas, se cortan en rodajas y se colocan en un recipiente hondo. Sobre ellas se ponen las rodajas de chistorra fritas y se vierte por encima la nata.

Acabado y presentación. se introducen en el horno durante 40 minutos manteniendo la temperatura a 160 C. Transcurridos, se saca el recipiente del horno y se coloca el bacalao encima, se espolvorea el queso finamente rallado por toda la superficie y, antes de servir, se le da un golpe de horno de unos 20 segundos.

PASO A PASO

1. Se cuecen las cebolletas y, cuando estén tiernas, se cortan en rodajas.

2. Se saltea la chistorra, se escurre de aceite y se reserva.

3. Se hornean las cebolletas, la chistorra y la nata. Se coloca encima el bacalao.

4. Se espolvorea el queso rallado y se le da a todo un golpe calor en el horno.

Mis trucos

Es importante precalentar el horno por encima de la temperatura de cocción para compensar la bajada inicial de temperatura cuando se introduce el recipiente. Así, el calor se reparte mejor por toda la comida.

EL VINO, POR JUAN LUIS RECIO

Rioja Vega Edición Limitada 2009

Con uvas procedentes de viñedos de más de 50 años, en su mayoría de tempranillo y con un 10 por ciento de graciano, se elabora este vino especial que después de su crianza en madera durante 14 meses y su posterior reposo en botella desde abril de 2011 presenta un atractivo color rubí de capa alta y desvela sus aromas tostados con notas balsámicas sobre un fondo licoroso de frutos negros. Cálido y aterciopelado en boca, goloso y equilibrado, es buen acompañante de platos contundentes, como las carnes rojas asadas o a la parrilla, el cordero al horno y todo tipo de embutidos ibéricos y quesos curados. Precio aproximado. 16 euros.