La ‘top’ rusa ha ganado una fortuna, pero, como no olvida su infancia humilde, envía gran parte del dinero de vuelta a su país a través de su fundación, Naked Heart

Hubo un tiempo en que las supermodelos aspiraban a convertirse en actrices. Ahora, las modelos tienden a convertirse en filántropas. Es el caso de Natalia Vodianova, quien a través de su fundación Naked Heart (‘Corazón Desnudo’, nombre inspirado en un relato de Máximo Gorki) recauda importantes cantidades de dinero para ayudar a la infancia en su país. Rusia.

A los 30 años, Vodianova ha tenido tiempo de reinventarse varias veces. Con el apodo de Supernova, a los 21 años apareció en la portada de Vogue, tras haber crecido en Nizhny Nóvgorod, ciudad situada a ocho horas al este de Moscú, donde sus compañeros de colegio la detestaban porque era muy flaca y muy pobre .

Su padre abandonó a su madre y tres hijas cuando era pequeña. Vodianova se vio obligada a cuidar de su hermana menor, Oksana, quien sufre parálisis cerebral, mientras su madre trabajaba en cuatro empleos a la vez.

Cada día de nuestra vida era difícil. Nos faltaba de todo. ropa, comida Mis cosas siempre estaban rotas; mi hermana me rompía los libros. Yo tenía un poco de vergüenza porque iba a clase con los libros destrozados y siempre iba vestida con la misma ropa. Al final terminas por desarrollar un mecanismo de defensa. te niegas a hacer amigos. Mejor dicho -se corrige-, quieres hacer amigos, pero no sabes cómo conseguirlo .

En su lugar, Natalia y sus hermanas acostumbraban a pasarse horas vagando sin rumbo por las calles. La falta de actividades para los niños le daría más adelante la idea de establecer una fundación que hoy se dedica a construir parques infantiles de juego por toda Rusia. Lo que más echábamos en falta era un lugar al que ir y en el que poder comportarnos como unas niñas .

A los 16 años fue descubierta por el agente de una agencia parisina de modelos que había organizado un amplio casting en su ciudad natal; su novio de por entonces animó a Natalia a presentarse (aunque la relación entre ambos luego se fue a pique, Natalia le compró un Mercedes cuando empezó a ganar dinero). El agente le dijo que podría disfrutar de una buena carrera profesional si aprendía inglés, lo cual hizo en tres meses. A los 17 años se embarcó en un vuelo a París y su vida cambió para siempre. ¿No echaba en falta cuanto había dejado atrás? En absoluto. Al contrario. Era una oportunidad increíble para empezar de cero. Pero tuve que aprender a sonreír y a no tomármelo todo de forma personal. Pensaba que todo el mundo quería aprovecharse de mí .

Lo que tampoco resultaría precisamente inaudito en el sector de las modelos, pero Vodianova es más que un rostro agraciado. Descontenta con la agencia que la representaba, la dejó y se marchó a otra. Decidí ocuparme de algunas cosas en persona , explica, encogiéndose de hombros. No estaba contenta con la forma en que me trataban .

Su carrera profesional despegó rápidamente, con varias apariciones en las portadas de Vogue y diversas lucrativas campañas publicitarias para Calvin Klein, Guerlain, Louis Vuitton y Marc Jacobs.

Por entonces conoció al aristócrata británico y heredero de una fortuna inmobiliaria Justin Portman. Tuvo un primer hijo con él, Lucas, quien hoy tiene 10 años, cuando ella contaba 19 (10 días después ya estaba otra vez desfilando por la pasarela). Se casaron un año después y tuvieron a los pequeños Neva, de 6 años, y Viktor, de 5, con quienes pasaron a vivir en un renovado molino-vivienda del siglo XIV en West Sussex, Inglaterra.

El mundillo de la moda estaba encantado con la romántica historia de la muchacha que creció sin dinero y el aristócrata británico, pero la relación no ha durado. se separaron a principios de este año. Vodianova y sus hijos ahora están mudándose a París, para vivir con el nuevo novio de la modelo, Antoine Arnault, de 35 años y heredero de la fortuna LVMH.

Es un gran cambio en mi vida. No diría que mis hijos estén muy animados A los niños no suele gustarles eso de mudarse a vivir a otro lugar. En West Sussex estaban encantados con su escuela y sus amigos. Es un paso difícil de dar .

Vodianova se propone estudiar piano y ballet y contratar a profesores particulares para los niños, disfrutar de su tiempo libre recorriendo las galerías de arte ¿Hay más hijos en perspectiva? La modelo se muestra ambigua al respecto. Supongo que eso sería maravilloso .

¿Qué tal llevan Portman y ella eso de criar a los hijos por separado? Nos esforzamos al máximo , dice con un suspiro. A veces se dan momentos difíciles en los que necesitamos un poco más de tiempo. Pero la comunicación es buena en general .

El trabajo como modelo hoy está subordinado a su labor solidaria, pero Natalia insiste en que sigue disfrutando mucho de su profesión. Me da para vivir y pagar las facturas, aunque mi verdadera personalidad la canalizo a través de la filantropía . Su fortuna personal se estima en unos 20 millones de euros. ¿Para qué se molesta en seguir trabajando?

¿Está de broma? , apunta. Estoy obligada a seguir trabajando. Tengo que pagar las facturas, en Rusia tengo una gran familia que mantener A la vez, no me imagino viviendo sin trabajar como modelo .No hace falta tener un doctorado en Psicología para detectar una posible relación entre la pobreza de la niñez y el actual afán de ganar dinero por su cuenta. ¿Diría que es parte de la explicación? Sí. Soy una persona muy independiente .Natalia creó la fundación Naked Heart en 2004 poco después de la tragedia de Beslán. La modelo explica que, al igual que los niños supervivientes de Beslán, ella misma se sentía como alguien que había sobrevivido a una desgracia, una niñez muy difícil. La fundación construyó un primer parque de juegos para niños en 2006.

Su familia sigue viviendo en Nizhny Nóvgorod y, aunque Natalia vuelve de visita a Rusia una vez al mes, no regresa tan a menudo como quisiera. Con el recuerdo de su propia niñez en mente, Naked Heart ahora está ampliando su campo de actividad para ofrecer ayuda a los padres de hijos con necesidades especialescosa muchas veces resulta más difícil para los padres que para los hijos , declaró Natalia hace poco. Quien tiene que cuidar de un niño con problemas se siente muy solo muchas veces. Mi madre, por ejemplo, es una mujer muy fuerte y valiente, pero la situación terminó por afectarle mucho .

La modelo sigue de cerca la situación política en Rusia, incluyendo el reciente juicio a las integrantes del grupo Pussy Riot. Las personas tendrían que encontrar otras formas de expresar lo que es importante para ellas , opina. Yo creo que la Iglesia es sagrada. El Gobierno ha respondido de una forma muy dura, verdaderamente chocante Lo que hicieron esas chicas a mí personalmente no me molesta, pero entiendo que algunas personas se sintieran ofendidas al respecto .

Gracias al encanto personal, la capacidad de convicción y los contactos en el mundo de la moda de Vodianova, Naked Heart ha reunido más de 10 millones de euros y construido 67 campos de juego en 47 ciudades y pueblos grandes de Rusia. Está prevista la construcción de 400 más.

Vestida de forma casual con un sencillo vestido de camiseta, Vodianova se muestra de lo más relajada al hablar de su fundación y de la moda. Natalia describe su estilo personal como una mezcla de lo clásico y lo bohemio, siempre femenino, con muchas faldas y vestidos; raramente se pone unos pantalones vaqueros.

Aunque lleva más de una década sin vivir en Rusia, Vodianova sigue echando de menos las canciones románticas con guitarras, las largas conversaciones mientras tomas el té . Cierta vez se describió como una romántica propensa a la melancolía, lo que atribuye a su alma rusa. No puedo evitarlo. A veces siento lástima de mí misma. ¿Por qué? Porque trabajo mucho y gran parte de cuanto gano no es para mí. Siempre estoy ayudando a la gente. A veces siento que ya no tengo más que dar a los demás .