Nací en Granada hace 32 años. Soy hija del maestro Enrique Morente, que en paz descanse, y la bailaora Aurora Carbonell. Estoy casada con el torero Javier Conde. Mi nuevo disco se llama Autorretrato.

Estrella Morente. Era rockero. Mi padre fue el primer cantaor flamenco cubista. Una de las personas que más han amado y engrandecido el flamenco.

XLSemanal. Y en dos años de luto, ¿ha pensado en dónde y cómo estará?

E.M. No puedo. Solo sé que era alguien que le hacía falta al mundo. Decía que había que aupar a los desprotegidos. XL. Un indignado más.E.M. Así es. Me hubiese gustado mucho saber lo que pensaba del 15-M, del 25-S, de los Sánchez Gordillo, de los Rajoy, Rubalcaba, de las Merkel Nos daría una respuesta divertida y justa.

XL. ¿Por dónde irían sus tiros?

E.M. No lo sé. Decía que el egoísmo no iba con él y que las revoluciones siempre habían sido sangrientas. Que debíamos hacerlas sin cortar cabezas.

XL. ¿Se hará justicia tras su muerte?

E.M. Ni idea. Yo no voy a ser injusta, desde luego. No voy a decir nada que no deba decir. Solo deseo que la justicia siga formando parte de la Medicina.

XL. ¿Qué conclusión sacamos?

E.M. Pues que hay que disfrutar la vida al máximo. Beberse cada minuto.

XL. ¿Cómo ve esta España a punto, según dicen, de ser rescatada?

E.M. ¡Ojalá aparezca un Federico García Lorca o alguien parecido para poder votarlo sabiendo que no nos equivocamos! Me gustaría poder apoyar a alguien con sensibilidad y proyección.

XL. ¿Se aprende a vivir con alguien que se juega la vida frente a un toro?

E.M. Lo más importante que me ha enseñado alguien que se juega la vida a diario no es el miedo ni el riesgo personal, sino el momento. Y he entendido que, cuando alguien sueña, todos tienen la posibilidad de hacerlo.

XL. ¿Va a sus corridas o prefiere quedarse en casa, aguardando?

E.M. No, no voy. Iría a muchas más si fuese capaz de contener mi emoción.

XL. ¿Qué le diría a un prohibicionista taurino si lo tuviéramos aquí?

E.M. Una sola palabra. respeto. Nada como el respeto mutuo para un diálogo.

XL. No veo a Curro y Estrella, sus hijos, de auxiliares administrativos.

E.M. Yo tampoco, la verdad [sonríe]. Pero me los imagino libres. Más que imaginarlos, los sueño fuertes y competentes con la vida que los espera.

XL. ¿Hay madera de artista en ellos?

E.M. Sobre todo aprendizaje y un caminar de su familia hacia el trabajo y hacia el sacrificio que espero que sigan.

XL. Defina usted la palabra duende.

E.M. Muñequito con camiseta de rayas que aparece cuando quiere [sonríe].

Desayunos sin partitura Todos los domingos no son iguales. Qué aburrido sería si no [sonríe]. Depende de cómo esté. Café, té, tostadas, jamón, tomate No tengo un desayuno tipo .