Una delicia fácil de hacer y simplemente irresistible

Ingredientes para cuatro personas. 600 g de vieiras cortadas en dados de aproximadamente un centímetro de lado, 300 g de la parte blanca del puerro cortada en medias lunas, 6 huevos, 500 g de nata para cocinar, 40 g de mantequilla, unas láminas de pan de unos 2 mm de grosor para tapizar el molde donde haremos la tarta, cebollino picado, sal y pimienta.

Elaboración. se precalienta el horno a 150 C. Se pinta un molde de tartas de 24 cm de diámetro con la mantequilla y se tapiza con las láminas de pan (también se puede emplear para la realización de este plato una bandeja de porcelana alta o, si se prefiere, unas cocottes para hacer tartas individuales). En una sartén con la mantequilla se pocha el puerro durante unos 20 o 25 minutos, hasta que quede muy meloso. Se retira del fuego y se deja enfriar.Se mezcla el puerro con los dados de vieiras hasta que se integre todo perfectamente y se esparce esta mezcla por toda la base del molde. También se puede tapizar el molde con el puerro y, después, repartir encima las vieiras. Con unas varillas se baten bien los huevos con la nata. Se salpimenta la mezcla y se vierte también sobre el molde. Si decidimos hacer tartas individuales, se reparte todo de forma equitativa en las cocottes.

Acabado y presentación. se mete en el horno precalentado y se hornea durante 25 o 35 minutos a 150 C. Pasado ese tiempo, cuando veamos que la tarta ya está medianamente cuajada, se saca del horno. Se deja entibiar 15 minutos en el propio molde o en las cocottes individuales para que acabe de cuajar. Se desmolda y se adorna esparciendo por encima un poco de cebollino picado o de la hierba que más nos apetezca. Se puede acompañar con una ensalada fresca o con una escarola ligeramente aliñada, que le aporta un punto de verdor perfecto.