Este verano lo más chic es llevar todos los estampados juntos y ‘revueltos’. rayas con flores, lunares con motivos étnicos La idea ha triunfado en las pasarelas, pero ¿cómo la adapto a mi armario? Te lo contamos.

Cómo se llevan

Mezcla gráfica absoluta. Una tendencia perfecta para las más chics. flores con rayas, flores con flores Difícil, pero no imposible. ¿Cómo acertar? Elige los estampados en dos tamaños, pero ten en cuenta que el más grande será el que atraiga la atención; por lo tanto, llévalo en la parte del cuerpo que quieres que te miren. Otra clave es que los diferentes prints compartan dos tonos de la misma gama o, por ejemplo, que ambos tengan el mismo color de base. blanca o negra. Así podrás elegir los que prefieras, siempre que el fondo sea uniforme. Objetivo. facilitar la ‘cohabitación’.

La fuerza del ‘total look’. ¿La prenda ideal para las más osadas? Un traje de chaqueta, combinado con una camisa o t-shirt lisa. ¿Para las clásicas? Un vestidito con un único estampado. Los accesorios, lisos y coordinados.

Colores ácidos más grafismos. Combina sin miedo las dos tendencias más fuertes de la temporada. La clave. partir de un único tono flúor como hilo conductor y mezclarlo con cuadros, rombos, círculos.

Qué se lleva

Estampados animales. La jungla es el hábitat natural de los animal prints y tu armario, su mejor refugio. Llevan con nosotros tantas temporadas que ya son como los viejos amigos inseparables, pero a veces difíciles de mezclar. El leopardo sigue siendo el rey, en una lucha sin cuartel por la hegemonía, junto al cebra print y, sobre todo, al efecto serpiente. Este verano se combinan con las flores exóticas y tropicales. Irresistibles.

Iconos orientales. Su exotismo nos invade. flores de inspiración japonesa, bordados coloristas, sedas con estampados Paisley y ricos brocados, lentejuelas o pedrería.

‘Flower Power’. Especialmente en minivestidos de inspiración romántica, faldas, bañadores o pantalones de estética bohemia. Pequeñas, grandes o en versión pitiminí.

Clase de geometría. Líneas rectas, estampados gráficos de inspiración sesentera, cuadrados en varios colores, formas contrapuestas y todo tipo de figuras geométricas. Se llevan los minivestidos de cuadros de colores, con efectos ópticos o zigzag. Una auténtica clase de geometría aplicada y con carácter muy retro.

Levando anclas. El verano no sería verano sin los estampados marineros. Pero esta temporada amplían horizontes y a la clásica camiseta de algodón y rayas se unen las chaquetas largas, los perfectos o los vestidos de rayas de diferentes colores o franjas desiguales.

Quién los lleva

La experta. Olivia Palermo. No importa lo que se ponga, siempre lo combina a la perfección. Pero en este caso aún más Una tendencia difícil, como el mixandmatch, en ella parece fácil.

La atrevida. Solange Knowles. La más it de las hermanas Knowles es una auténtica experta en llevar estampados. Nadie como ella luce un traje sastre de Kenzo Siempre ideal.

La ‘cool’. Alexa Chung. Cien por cien british, siempre añade un toque inglés a sus outfits. Un simple vestido de cuadros, en ella, es cool Un mix de estampados orientales, también.

La ‘fashion’. Anna dello Russo. Solo para fans irredentas de la editora de Vogue Japón. Sus looks son impecables, pero demasiado estudiados. Tanto que resultan casi artificiales.

La imposible. Rita Ora. La presunta novia de Cara Delevingne ha convertido el esperpento en su carta de presentación. Auténtica experta en llevarlo todo Resulta imposible.

‘Spanish celeb’. Convirtió el print sobre print en su lema. Pero el mix es complicado. vestido boho floral y blazer de estampado gráfico