¿Qué secreto comparten Sandra Bullock y Gwyneth Paltrow? Que llevan ropa interior moldeadora capaz de camuflar la celulitis y los kilos de más. Hablamos con su inventora, Sara Blakely, una de las mujeres más ricas del mundo gracias a sus fajas milagro.

Atlanta, un edificio de oficinas acristalado. Aquí tiene su sede Spanx, la empresa de Sara Blakely. Esta estadounidense de 42 años ha inventado una ropa interior que hace más delgada, que moldea la silueta y no se nota bajo la ropa. Sara Blakely es rica gracias a Spanx. Muy rica. la revista Forbes la nombró en 2012 la multimillonaria hecha a sí misma más joven del mundo. Sus clientas son famosas. Gwyneth Paltrow, Sandra Bullock, Adele XLSemanal. Señora Blakely, ¿qué lleva hoy debajo del vestido?Sara Blakely. Llevo unos Skinny Britches, unos shorts moldeadores XL. que parecen culotes de ciclista.S.B. y también un Bra-llelujah.XL. ¿Lleva ropa interior de Spanx todos los días?S.B. Sí, la verdad. Hay mujeres que se ponen mis shorts hasta debajo de los vaqueros; a eso, yo no llego. XL. ¿Cómo le explica a su hijo de cuatro años en qué trabaja?S.B. Le digo. Mamá hace bonitos los traseros . XL. Y le parecerá estupendo.S.B. Sí. También le digo. Mamá ayuda a las mujeres a que se sientan mejor . Y él me dice. Genial . De mayor, mi hijo tendrá mucha experiencia en mirarles el trasero a las mujeres. Como mi marido. Vayamos a donde vayamos, siempre se fija en a quién le podría venir bien un modelo de Spanx.XL. Parece algo automático. de camino hacia aquí también nosotros hemos venido mirando todos los traseros. S.B. ¿Ve? Mi marido tiene mi autorización expresa para mirarles el culo a las mujeres. En nombre del negocio, claro está.XL. Más de seis millones de mujeres de todo el mundo llevan Spanx. ¿Por qué este boom?S.B. Porque no había nada parecido. Una mujer solo podía elegir una de esas fajas de las de antes. Nosotros utilizamos el mismo material del que se hacen las medias; es como una segunda piel. no hace bultos y disimula la celulitis. XL. Pero seamos honestos. su ropa interior no es sexi. Supongamos que una mujer conoce a un hombre en un bar y se plantea la posibilidad de pasar la noche con él S.B. Pues por eso estamos teniendo tanto éxito. durante décadas, la ropa interior la han diseñado los hombres. Sus piezas estaban pensadas para muñecas. Mi perspectiva es otra. tengo un aspecto sexi cuando estoy de pie junto a la barra, y eso basta para que un tipo se interese por mí. Y ya veremos lo que pasa la próxima vez. XL. Quitarse estos modelos suyos es todo un desafío. Una anciana tuvo que llamar a los bomberos S.B. ¡Me encanta esa historia! Cuando los bomberos quisieron cortar el tejido, les gritó. ¡No lo rompáis! ¡Es una Spanx, quiero ponérmela más veces! .XL. ¿Sus medias y fajas son algo así como una liposucción para pobres? Comprimen los michelines de una forma muy favorecedora S.B. Calculo que la mitad de nuestra clientela lleva nuestros productos porque hacen invisibles esos dos kilos y medio de más. XL. La idea se le ocurrió mientras tenía en las manos unas medias S.B. a las que les estaba cortando la parte de los pies, sí. Aquello fue hace 15 años. Me había comprado unos pantalones color crema muy bonitos, pero que dejaban que se notara el tanga. Estaba enfadada. No tenía mucho dinero, y los pantalones me habían costado bastante. XL. En aquella época iba de un lado a otro intentando venderle aparatos de fax a la gente.S.B. Fueron años duros. Desafiantes y humillantes al mismo tiempo. Llamaba a una puerta tras otra, y la gente rompía mis tarjetas de visita o hacía que me echaran del edificio. Pero fue el mejor entrenamiento Siempre fui muy consciente de que mi destino no era estarme toda la vida vendiendo faxes. En un momento dado, me dije. estos aparatos no me gustan nada. Así que empecé a pasarme las tardes y los fines de semana probando tejidos y materiales diferentes, desarrollando Spanx poco a poco.XL. Un día le mandó uno de sus modelos a Oprah Winfrey, la reina de la televisión estadounidense. S.B. Le mandé mi primer producto, los Bodyshaping Tights sin pies. Adjunté una tarjeta y poco después oí que la estilista de Oprah se los había puesto y que estaba encantada con ellos. Luego, Oprah los eligió en su programa como producto del año. XL. Y así entró en el mundo de los negocios. S.B. Mi empresa consistía en mi apartamento y poco más, pero de repente tuve que ponerme en marcha de verdad, montar una página web en dos semanas Fui a un amigo y le supliqué. ¡Créame una web! . En cuanto se emitió el programa de Oprah, recibimos pedidos como locos.XL. Es el sueño americano. de vendedora de faxes a multimillonaria. ¿Cómo es eso de tener tanto dinero?S.B. ¡Es estupendo! Pero no estoy muy segura de haberlo asumido del todo. Sigo teniendo los mismos amigos que antes. Cuando estoy en un restaurante o en un gimnasio, muchas mujeres se me acercan y se levantan la falda o la camiseta y me dicen. ¡Mira lo que llevo debajo! . Eso me gusta, y también me gusta lo que hago. XL. No se atrevió a confesarle lo rica que era al hombre que sería su futuro marido. Solo se decidió un par de días antes de la boda. ¿Por qué?S.B. Por algunas experiencias previas. Me casé tarde, con 37 años. Antes había pasado por muchas relaciones en las que el tema de mis ingresos acabó siendo un problema. No quería que me pasara lo mismo. Aunque él también es un empresario de éxito.XL. Jesse Itzler, su marido, era rapero antes de lanzarse a los negocios con una empresa de vuelos privados. S.B. A pesar de eso, me preocupaba el asunto. Así que le dije. Tengo más éxito en los negocios de lo que piensas . Y él dijo. ¿Eso es todo? . No hemos vuelto a tratar el tema.XL. Siempre ha sido una persona muy dotada para los negocios S.B. ¡Oh, sí!XL. De niña hacía dibujos que luego vendía por el vecindario. ¿De dónde le viene ese impulso empresarial?S.B. Lo llevo en el ADN. Muchos niños quieren pasarse el día entero pintando. Otros, botando una pelota. Yo siempre he querido vender cosas y ver cómo reaccionaba la gente. XL. Su vida parece un cuento de hadas. ¿También ha habido momentos duros?S.B. ¿De cuánto tiempo dispone?XL. De tanto como usted quiera.S.B. Por supuesto que los ha habido. He perdido amigos en situaciones dramáticas, empezando por mi amiga Susie, a la que vi morir cuando tenía 16 años. Íbamos juntas en bicicleta cuando la atropelló un coche. Poco antes, mi padre había abandonado a la familia. Fue una época muy triste. Luché mucho. Después suspendí el examen de acceso a la Facultad de Derecho. Mi padre era abogado. Quería estudiar Derecho, pero no pasé las pruebas. Tengo dificultades de aprendizaje.XL. ¿Salió fortalecida de esas experiencias? S.B. Cuando ocurre algo tan trágico en tu vida, a la larga suele acabar siendo una bendición. Todos hemos pasado por un montón de mierda a lo largo de la vida. Disculpe que me exprese así.XL. No, no se preocupe.S.B. La cuestión es qué hace uno con la mierda. Algunas personas se quedan toda su vida hundidas hasta las orejas en ella y apestan. Otros se rehacen y aprovechan para plantar un jardín; la mierda les sirve de fertilizante. De ahí pueden brotar unas rosas maravillosas. XL. Usted decidió plantar rosas.S.B. Cuando mi amiga falleció, yo todavía no había tenido ninguna experiencia con la muerte. Susie se había quedado a dormir en mi casa las tres últimas noches, las vacaciones acababan de empezar. Y entonces va y ocurre el atropello. Pero, si aquel suceso provocó algo en mí, eso fue una enorme urgencia por vivir.XL. ¿A qué se refiere?S.B. A la mayoría de las personas les pasa a los 40 o 50 años, cuando pierden a sus padres. se dan cuenta de lo corta que es la vida. De repente aparece la gran pregunta. ¿qué estoy haciendo con mi vida? Yo me la hice más joven. Desde aquello vivo más en el aquí y el ahora. No dedico ni un solo momento a preguntarme si le gustaré a esa persona o no. De todas maneras son cosas que no puedo controlar, así que para qué. Haberme dado cuenta de eso es un regalo que Susie me dejó con su marcha. XL. ¿A qué desafío está aguardando ahora? ¿Qué será lo próximo?S.B. Llevo años dándole vueltas a crear los primeros zapatos de tacón realmente cómodos. Pero no tengo tiempo para ponerme a ello.

La creadora y su obra. Sara Blakely, la creadora de Spanx, con uno de los best-sellers de su compañía, los Skinny Britches.

Eva Longoria, Beyonce Knowles, Jennifer Lopez, Sarah Jessica Parker