Paz Herrera: “Soy arquitecta con poco trabajo. Cántabra, de Puente de San Miguel, aunque vivo en Torrelavega”. Después de 141 programas, consiguió el bote del concurso ‘Pasapalabra’ (Telecinco): 1.310.000 euros. Por Viriginia Drake

XLSemanal. Muchos lloraron cuando ganó el bote y le raparon la cabeza, pero usted aguantó el tipo.

Paz Herrera. No podía llorar; si lo hacía, se me corría el rímel [ríe].

XL. ¿Hace honor a su nombre o por dentro es un manojo de nervios?

P.H. Soy hasta pachurrosa. ¡Vamos, que tengo mucha pachorra!

XL. Además de eso, ¿qué hay que tener para presentarse a un concurso?

P.H. Hay que ser muy friki. También concursé hace 17 años en Saber y ganar y me fue muy bien. Con Pasapalabra quería ganar un poco de dinero, pero no pensé que conseguiría un bote así.

XL. Da bien en televisión, es culta, se ha metido a la gente en el bolsillo ¿Ha pensado lanzarse a la política?

P.H. Nunca me ha tentado la política, pero la política sí me ha tentado a mí. Me lo ofrecieron hace poco pero he dicho que no. Dejemos el asunto ahí.

XL. Además del bote, cada día que jugaba ganaba 1200 euros, ¡un sueldazo!

P.H. Pasaba en Madrid cuatro días a la semana y, al final, me tomé mi participación como un trabajo.

XL. Con un millón y medio de euros, los bancos le tirarán los tejos

P.H. Cuando llegue a casa, espero la cola. Entonces, les recordaré cuando les pedía que me quitaran las comisiones

XL. No tiene deudas ni coche, casa ni hipoteca. ¿En qué planeta vive?

P.H. En Los mundos de Yupi [se ríe]. No tengo deudas porque no tengo hijos ni propiedades y vivo de alquiler. Ni coche porque hay transporte público.

XL. Tampoco tiene móvil.

P.H. Tengo un fijo en el trabajo y no quiero que me localicen el resto del tiempo. Es un lujo que me puedo permitir. Es mi manera de vivir.

XL. Más de 140 programas, ¿le dejaban la ropa o se pasaba el día de compras?

P.H. Yo guardo todo y tiré de armario, combinando como podía. He repetido muchas veces, pero lo apuntaba para no hacerlo muy seguido. También hice dieta para que me valiera todo.

XL. Adora la música y la jardinería, fotografía mariposas, pinta acuarelas, toca el piano ¡Es una marisabidilla!

P.H. Soy una repelente niño Vicente [se ríe]. Todo me interesa

XL. ¿En qué empleará el dinero?

P.H. Mejoraré la pensión de mis padres, pagaré los estudios de mis tres sobrinas y tendré calma hasta que me jubile. ¡Ah, y volveré a esquiar una semana al año!

XL. De niña le decían la nieta de María la viuda , ¿y ahora que es famosa?

P.H. Ya me llaman Paz-apalabra .


Su desayuno

Desayuno de Paz Herrera

 

Con la ‘d’… “Aproveché la crisis para ponerme a régimen y rebajar el trasero de tanto estar sentada. Dos yogures griegos con cereales, un zumo de naranja y un café con leche”.