Tiene 22 años y es una firme candidata al Goya gracias a ‘Hermosa juventud’. Con la actriz hispanosueca hablamos de las lacas de uñas de moda, de generaciones perdidas y de proyectos de la mano de L’Oréal Paris.

Entre el García y el Jonsson se esconde una promesa de gran dama de la escena, con rasgos de belleza nórdica y acento andaluz. Nacida en Skellefteå (Suecia) y criada en Sevilla, Ingrid García Jonsson con solo 22 años ha sido una de las grandes sorpresas del cine español gracias a Hermosa juventud, la última película de Jaime Rosales. El director de La soledad presentaba a la actriz como piedra angular de un inquietante retrato de la juventud española, que la crítica ha calificado como ‘autopsia generacional’.

XLSemanal. ¿Tan mal está su generación como para calificarla de ‘cadáver’?

Ingrid García Jonsson. Suena muy duro, pero creo que es así. La película retrata a un grupo concreto de jóvenes que no tiene futuro, y eso es como estar muerto.

XL. Rosales siempre busca actores que se parezcan a sus personajes. ¿Qué comparte usted con el suyo?

I.G.J. La edad y poco más. Venimos de sitios muy diferentes. Mi padre es profesor y mi madre, escultora. Además, yo estudié. Hice el bachillerato y empecé la carrera de Arquitectura. Es decir, que mi vida ha sido un poco más fácil que la de Natalia, mi personaje.

XL. ¿Y cómo consiguió ‘colársela’ al director?

I.G.J. Le vendí toda mi parte de barrio. Fui al casting con una chaqueta de chándal, leggins y un moño. Saqué mi acento sevillano profundo, le conté las partes de mi vida que más tienen que ver con Natalia y omití todo lo demás.

XL. Pero creo que luego se lo hizo pagar con creces

I.G.J. Sí, porque tuvimos que trabajar de una manera diferente a la de otros actores, que simplemente podían ser ellos mismos. Yo tuve que someterme a lo que Jaime llama ‘el protocolo’, un método muy ‘chunguito’ que consistió en dejarme aislada durante un tiempo.

XL. Más que ‘el protocolo’, eso parece ‘el castigo’

I.G.J. Bueno, lo podemos dejar en ‘el experimento’, aunque yo siempre le decía que me castigó por haberle engañado [se ríe] . Es una técnica de interpretación en la que tú tienes que ser el personaje. Grabábamos en un piso que hay por el barrio madrileño de Oporto y yo dormía y comía allí sola, sin móvil, sin televisión, completamente aislada.

XL. ¿Y cuánto duró la broma?

I.G.J. En principio iban a ser cinco semanas, pero al final fue menos porque lo complementamos con aislamiento durante el rodaje.

XL. Miedo me da preguntar

I.G.J. [Se ríe]. Tampoco podía hablar con mis compañeros durante las pausas del rodaje. Lo bueno es que nos dimos cuenta enseguida de que era capaz de mantener la concentración.

XL. ¿Y no lo mandó un poquito a freír espárragos?

I.G.J. No, pero lo miraba mal O eso dice él [se ríe]. Al principio estaba muy asustada y me puse a llorar, pero luego pensé que me iba a venir muy bien. Eso sí, le pedí a Jaime que lo cortáramos si veía que aquello me afectaba para mal o yo notaba que me iba a dar una depresión seria.

XL. La recompensa es que Rosales dice que es usted la actriz con más talento que ha dirigido. ¿Orgullosa?

I.G.J. Es que todavía no me lo creo. Me lo dijo casi desde el principio y cuesta mucho trabajo sacarle a Jaime un elogio.

XL. Incluso puso en sus manos algunas escenas a través del móvil

I.G.J. En total, el 20 por ciento del metraje está hecho con dispositivos no profesionales. Las dos secuencias que hay de WhatsApp son de los actores y la de porno casero la rueda Torbe [director, productor y actor de cine porno].

XL. Creo que Torbe le propuso una vía para hacerse millonaria

I.G.J. Nos dijo que podíamos ganar mucho dinero haciendo porno, que lo llamara si alguna vez me faltaba dinero.

XL. ¿Y se lo ha planteado?

I.G.J. [Se ríe]. Pues es que Torbe te habla y te lo pinta todo de una manera tan natural y tan fácil que te da que pensar. Es un embaucador.

XL. ¿Qué tal la experiencia con él?

I.G.J. Me dio mucha tranquilidad. Su gran virtud es que te hace sentir comodísimo. La gente piensa que es un depravado, pero es una persona normal. Recuerdo que, cuando me enseñaron su primer vídeo, me moría del asco porque parecía muy guarro, pero nada que ver.

XL. ¿Cuándo se justifica un desnudo?

I.G.J. Siempre y cuando seas tú quien quiera hacerlo. A mí no me gusta mucho sentirme una mujer objeto y salir en una película solo porque estás buenísima.

XL. ¿Y qué le ha dicho su familia?

I.G.J. Mis padres estaban muy asustados cuando se lo conté porque lo único que se les quedó en la cabeza fue mi hija va a hacer porno duro . Pero ahora están muy contentos.

XL. ¿Ha llegado el momento de vivir de la interpretación?

I.G.J. ¡Qué va! Yo sigo poniendo copas.

XL. Pero ya se baraja su nombre como candidata al Goya a actriz revelación.

I.G.J. Hombre, si me nominan, bienvenido sea, pero yo creo que este año va a haber mucha competencia.

XL. ¿Ha pensado lo que se va a poner para pasear por la alfombra roja?

I.G.J. En general, me gustan las cosas sencillas y cómodas. Me encanta el diseñador sevillano Roberto Diz.

XL. ¿Y con respecto al maquillaje?

I.G.J. Suelo llevar las uñas arregladas. Tuve una época muy hortera de nail art donde me pegaba cosas, pero ahora ya se ha pasado la moda. Me gusta el look de cara lavada, con la piel bien iluminada y poco más.

Eterno orquídea

El orquídea radiante se ha convertido en el color del año. Este verano se lleva combinado con naranjas y corales en . El contraste consigue un efecto muy fresco , aconseja Rebeca Lombardo, maquilladora y peluquera oficial de L’Oréal Paris. mono, de Moca Couture; Colgante, de Gemmasu; y Gafas, de Andy Wolf.

Bicolor tropical

La manicura francesa se reinventa con colores intensos y divertidos. Hay que realizar la línea después de aplicar el color de base y sellar con un top coat. El verano es el momento perfecto para innovar y mezclar tonos , asegura Helena Liébanas, manicurista experta de Essie.vestido de neopreno estampado, de Moca Couture.

Francesa multicolor

Para conseguir este efecto, se aplica primero el color base y se deja secar bien. Después se coloca encima una pegatina redonda, se pinta el segundo tono y se retira con el esmalte todavía fresco , aconseja Helena Liébanas. vestido amarillo, de See by Chloé para Yube; y Collar, de Fahoma.

Los nuevos blancos

Si te gustan los colores muy claritos, ahora ya no estás limitada al blanco, sino que puedes utilizar matices azulados, morados o verdosos. Todos tienen una base blanca, pero añaden un matiz de color muy elegante , afirma Rebeca Lombardo.vestido, de Oky Coky; Brazalete, de Fahoma; y Sandalias, de Zara.

Los básicos para cada estilo

Eterno orquídea

1. Esmalte de uñas Le Vernis, tono orquídea radiante, de LOréal Paris. 5,95 euros.

2. Mascarilla Aceite Extraordinario, de Elvive LOréal Paris. 4,99 euros. Todo es de L’Oréal Paris.

Bicolor tropical

1. Esmalte de uñas Urban Jungle, de Essie. 11,99 euros.

2. Esmalte de uñas Ruffles and Feathers, de Essie. 11,99 euros. Todo es de Essie.

Francesa multicolor

1. Esmalte de uñas Roarrange, de Essie. 11,99 euros.

2. Sellador profesional de manicura ultrarrápido Quick-e, de Essie. 14,99 euros. Todo es de Essie.

Los nuevos blancos

1. Le Vernis Le Blanc, tono 851, de LOréal Paris. 5,95 euros.

2. Crema suavizante Aceite Extraordinario, de Elvive LOréal Paris. 9,99 euros. Todo es de L’Oréal Paris.