Manhattan tiene quien le haga sombra. Sin rascacielos, sin museos enciclopédicos, sin marcas de lujo apelotonadas en un par de manzanas, este barrio neoyorquino despunta como lugar de peregrinación de cazatendencias y amantes de lo último.

Brooklyn. dos millones y medio de habitantes y una extensión tres veces mayor que Manhattan. Es un apellido que vende. Recientemente, The New York Times titulaba Brooklyn. the brand (Brooklyn. la marca) y se hacía eco en sus páginas de que la cerveza, las bicicletas o las bandas indies bajo el paraguas del made in Brooklyn seducen igual a los nórdicos que a los orientales. Ponga en su etiqueta Brooklyn y será cool.

El barrio de Paul Auster

Brooklyn es un lugar que tiene una atmósfera muy especial. En este barrio hay algo misterioso que se te mete por debajo de la piel y se queda ahí. Brooklyn es un inventario del universo y tiene la peculiaridad de que, mientras que en todas partes las diferencias étnicas y religiosas son una fuente potencial de conflictos, aquí se convive en armonía , declaraba el escritor Paul Auster al presentar su libro Brooklyn Follies.Auster es vecino del barrio desde hace casi tres décadas. Reconoce que compró su casa por razones prácticas, porque eran más baratas. Antes recorrieron y describieron sus calles Norman Mailer o Truman Capote. Hoy, los poetas y novelistas son incalculables. Y no están solos. Hay artesanos metidos a diseñadores, traficantes de muebles vintage, restauradores que aman la fusión, músicos indies de cartera abultada Y, por supuesto, mucho hipster. esa tribu urbana que, de ser tan moderna, ha dejado de serlo hace un rato.

La capital de los ‘hipsters

‘El East River State Park tiene como fondo el skyline de Manhattan en el horizonte, con el Empire State Building como protagonista principal. Estamos a 25 minutos de Times Square, en Williamsburg, la autodenominada capital hipster. Una de las barriadas que conforman el condado de Brooklyn. Sus habitantes visten camisa de franela, pantalón de pitillo y gafas de pasta. Son bohemios, desinhibidos y tienen inquietudes artísticas. Se mezclan y conviven con judíos ultraortodoxos, dominicanos y puertorriqueños. En tres décadas ha pasado de ser un territorio donde jugarse la vida reinaba el crac al lugar donde jugarse la Visa. En un escenario de calles destartaladas y pasado industrial, coexisten tiendas de diseño hip y restaurantes neorrústicos. Convertido en atracción turística, a tan solo una parada de metro de Manhattan, hay que reconocer que es un barrio vivo. Creativo. Con una dosis ligera de esnobismo y mucho emprendedor.

La moda de las cervecerías

El día que Steve Hindy anunció la apertura de su fábrica de cerveza, Brooklyn Brewery, fue portada de los periódicos locales de Williamsburg y recibió la visita de la mafia. Era 1996 y durante unas semanas sus empleados no aparecieron. Hoy, este antiguo corresponsal en Oriente Medio para Associated Press es uno de los embajadores del éxito del made in Brooklyn. Empezó a interesarse por la fabricación de cerveza en la década de los ochenta cuando estaba destinado en Beirut y comenzó a elaborarla de manera casera. De vuelta a casa, Hindy no solo ha rescatado una antigua tradición que había desaparecido en 1976 en 1898 había 48 fábricas de cerveza en este barrio y daban de beber a todo Nueva York, sino que ha creado un imperio que factura más de 40 millones de euros anuales.

Un chocolate especial

Los hermanos Mast visten barba amish, look de elegantes colonos de las praderas y se dedican al chocolate. Al elaborado con cacao, no piensen mal. Llegaron de Iowa. Michael, con la intención de hacer carrera en el cine; Rick, en la restauración. Reivindican lo artesanal y parte del éxito de Mast Brothers se debe al papel ornamental impecablemente impreso con el que envuelven sus tabletas y, por supuesto, a los cacaos orgánicos procedentes de pequeñas fincas de Brasil, Venezuela, Madagascar y la República Dominicana. Alrededor de su fábrica-tienda se puede adquirir una tabla de surf, el último cachivache de cerámica o hacerse un traje a medida. Para la revista norteamericana GQ, Williamsburg es el mejor barrio para comprar de Norteamérica.

Entre artistas y chefs

El espíritu DIY Do It Yourself (en castellano, hecho a mano) está muy arraigado en Brooklyn. Y ha encontrado en la madera su mejor expresión. Jason Horvath y su socio Bill Hilgendorf, Asher Israelow o Brian Volk-Zimmerman son modernos carpinteros que están ayudando a colocar este barrio vecino de Manhattan entre las capitales del diseño mundial. Todos se asientan en Red Hook. Un rincón alejado de la guay Williamsburg que mira de frente a la Estatua de la Libertad. Esta antigua zona portuaria aloja a diseñadores y artistas que huyen de otras áreas de Brooklyn, donde el alquiler sube a la misma velocidad que su fama. Una incubadora creativa que empieza a hacer sombra y competencia a su vecino más conocido, el gigante Ikea. 

Pero si hay un oficio que hace recorrer Brooklyn de arriba abajo, son los chicos que andan enredando con los fogones. Según New York Magazine, cuatro de los diez mejores restaurantes de 2014 están en este barrio. Son Luksus, Marco’s, Aska y The Elm. Desde hace tiempo, en la agenda de los gastronómadas internacionales hay visitas obligadas, como las populares pizzas de Roberta’s Bill Clinton cerró este antiguo garaje para una fiesta privada, la sofisticación molecular de Chef’s Table at Brooklyn Fare, con tres estrellas Michelín con exceso de ego, la comida tailandesa de Pok Pok o las tapas, de   Conseguir mesa en Blanca, la última iniciativa del cocinero Carlo Mirarchi, es más difícil que en viejos templos gastronómicos de Manhattan. La oferta. un menú a 150 euros y 27 platos animados por el espíritu de El Bulli.

Guía práctica para no perderse

¿DÓNDE DUERMO?

-Hotel Wythe. De fábrica de barriles a punto de encuentro por excelencia del barrio de Williamsburg con vistas a Manhattan. Ten en cuenta Las 64 habitaciones del hotel King and Grove respiran un aire contemporáneo poco habitual en la zona. Dónde. Hotel Wythe. 80 Wythe Avenue. Tel. 00 1 718 460 80 00. www.wythehotel.com. King and Grove Williamsburg. 160 N 12th Street. Tel. 00 1 718 218 75 00. www.stwilliamsburg.kingandgrove.com.

¿Y PARA COMER?

-Roberta’s. La pizzería de moda y el único lugar en el que Gwyneth Paltrow se salta su estricta dieta. Ten en cuenta En La Vara encontrarás tapas de inspiración vasca. Dónde. Roberta’s.  261 Moore Street. Tel. 00 1 718 417 11 18. www.robertaspizza.com. La Vara. 268 Clinton Street. Tel. 00 1 718 422 00 65. www.lavarany.com.

-Maison Premiere. El aspecto preindustrial es el rey en esta retrobrasserie. Sus ostras son imprescindibles. Ten en cuenta The River Café es un clásico de visita obligada. Ubicado bajo el mítico puente de Brooklyn, tiene las mejores vistas de Manhattan. Dónde. Maison Premiere. 298 Bedford Avenue. Tel. 00 1 347 335 04 46. www.maisonpremiere.com. The River Café. 1 Water Street. Tel. 00 1 718 522 520. www.rivercafe.com.

-Pok Pok NY. No admiten reservas. Pero los neoyorquinos peregrinan para cenar en este tailandés. Ten en cuenta Tras haber conseguido dos estrellas Michelin en su restaurante de Manhattan, Paul Liebrandt decidió emigrar a la otra orilla del río y abrir The Elm. Dónde. Pok Pok Ny. 117 Columbia Street. Tel. 00 1 718 923 93 22. www.pokpokny.com. l The Elm. 160 N 12th Street. Tel. 00 1 718 218 10 88. www.theelmnyc.com.

PARA VOLVER CON LAS BOLSAS LLENAS

-En Williamsburg. Este barrio es la mejor zona de Nueva York para las compras. No olvides pasar por Mast Brothers -chocolates artesanos-, Strawser and Smith -un homenaje al made in America de cualquier época-, Pilgrim -para surfistas-, Mocium -joyería de diseño- o Cadet -para chicos-.

-En Atlantic Avenue (entre Smith y Bond St). City Foundry, un gran almacén laberíntico, es la cueva de Alí Babá para los amantes del mueble industrial y vintage. Ten en cuenta Estamos en el distrito del diseño en Brooklyn. No dejes de visitar Hollander and Lexer o Fresh Kills.

CAFÉ, COPA Y ALGO MÁS

-Blue Bottle Coffee. En la ciudad podrás ver algunos cafés con la pequeña botella azul, pero el mejor está en Berry Street. Ten en cuenta Desayuna en Egg, toma un café en Toby’s Estate Coffee y cena en Isa. Dónde. Blue Bottle Coffee. 160 Berry Street. Tel. 00 1 718 387 41 60. www.bluebottlecoffee.com. Egg. 109 N 3rd Street. Tel. 00 1 718 302 51 51. www.eggrestaurant.com. Isa. 348 Whyte Avenue. www.isa.gg.

-Dram Bar. Con aspecto de bar clandestino, esta coctelería es la meca de los bebedores exigentes. Ten en cuenta Hotel Delmano, pese a su nombre, es una coctelería con aire de saloon de película del Oeste. Dónde. Dram Bar. 177 South 4th Street. www.drambar.com. Hotel Delmano. 82 Berry Street. www.hoteldelmano.com.

PLAN EXPRÉS

Para los domingos

Brooklyn Flea y Smorgasburg. Cabalga en el Jane’s Carousel bajo el puente de Brooklyn. No dejes de pasear por el Jardín Botánico, Brooklyn Heights y Park Slope.