BMW ha demostrado que construir automóviles con carácter deportivo es posible, sean cuales sean las necesidades de los clientes.

Y la última prueba de capacidad para aunar conceptos es el nuevo Serie 2 Active Tourer, el primer monovolumen compacto de BMW. En sus 4,34 metros de longitud consigue un espacio enorme, práctico y fácilmente modulable gracias a las ingeniosas soluciones con que cuenta. En su habitáculo pueden acomodarse pasajeros de 1,90 de estatura sin problemas ni de altura ni de espacio para las piernas y hay huecos para todo tipo de pequeños objetos. Los asientos traseros se pueden mover longitudinalmente 13 centímetros sobre sus carriles, y el respaldo del acompañante se puede abatir hacia delante para poder transportar objetos muy largos.

Pero, además de la funcionalidad, el BMW Serie 2 Active Tourer ofrece todo lo deportivo y la agilidad al volante que se espera de un BMW. Confortable y seguro en carretera, en ciudad se mueve con la misma soltura gracias a unas dimensiones exteriores compactas. Sus motores de última generación, tanto gasolina como diésel, ofrecen prestaciones y unos consumos realmente bajos. Asimismo, puede equipar todas las últimas tecnologías de ayuda a la conducción para mayor seguridad del conductor.

-Interior. El BMW Serie 2 Active Tourer no renuncia al refinamiento y el estilo habitual en cualquier modelo de la marca.

-Detalle. Los asientos traseros se pueden abatir, plegar o mover longitudinalmente en mitades asimétricas para modular el espacio interior.

BMW SERIE 2 CABRIO. El cupé compacto de la Serie 2 ya puede ser descapotable. Su práctica capota aísla perfectamente del ruido y la climatología, tiene cuatro auténticas plazas y la tapicería de piel tiene un tratamiento para no calentarse con el sol. Desde 38.500 euros.

BMW SERIE 4 GRAN COUPÉ. Una silueta elegante y muy deportiva con la funcionalidad de sus cinco puertas y un gran maletero. Sus cuatro puertas laterales no tienen marco, un exclusivo detalle propio de los auténticos cupés deportivos. Desde 39.300 euros.

BMW X4. Un auténtico 4 x 4 también puede ser deportivo, tanto por su comportamiento como por su imagen. El X4 ha conseguido fusionar el concepto todoterreno y cupé en un vehículo realmente original y a la vez práctico. Desde 47.900 euros.