Pestañas infinitas, labios intensos, autobronceadores inteligentes El buen tiempo nos trae nuevas fórmulas de belleza para llegar al verano en perfecto estado de motivación. Descubre las novedades de la primavera.

La primavera se viste de tonos discretos en el maquillaje y soluciones prácticas para el resto del cuerpo, en busca de un efecto de sana perfección. ¿Sencillo? Al contrario, lograrlo es mucho más difícil de lo que parece. Descubre qué hay de cierto bajo esa la falsa naturalidad.

-Sombras

Apuesta por tonos suaves 

La primavera arranca vestida de tonos suaves y divertidos que añaden notas de color al eterno nude. Donde más se pone en evidencia esta tendencia es en las sombras, llenas de tonalidades tierra, arena o melocotón, que se combinan con verdes, azules cielo, rosas pálidos o corales suaves , explica Maite Tuset, senior artist de Mac.

Idea. Prueba los impactantes efectos que se pueden conseguir con los nuevos eyeliners de colores. Diseñados para lograr líneas discretas o trazos rotundos, son perfectos para dejar volar la imaginación y probar formas geométricas, difuminados e incluso trazos tan marcados que parecen hechos con sombras de ojos en lugar de con un pincel.

-Pestañas 

Protagonistas absolutas 

Tras varias temporadas relegadas a un segundo plano, las pestañas vuelven a recuperar su trono. Para ello cuentan con unos grandes aliados. unas máscaras equipadas con un sinfín de cepillos distintos diseñados para lograr todo tipo de efectos. alargar, levantar, rizar, añadir volumen, separar Se busca un objetivo. una línea de pestañas densa y larga , explica Agnieszka Pazdzior, responsable de formación de Benefit España.

Idea. Para un acabado impoluto, hay que pasar la máscara tanto por encima como por debajo de las pestañas para darles más intensidad, envolverlas y rizarlas al máximo. Hay que comenzar por las que están en la esquina exterior e ir trabajándolas hasta llegar al lagrimal. Y, en lugar de pasar el cepillo con movimientos ascendentes, hacerlo en diagonal y hacia fuera para alargarlas y agrandar la mirada , aconseja nuestra experta. También arrasan las pestañas de muñeca, perfectamente agrupadas y definidas. Agnieszka tiene un truco infalible. Tras aplicar la máscara de pestañas, se separan con una pequeña aguja o un objeto muy fino .

-Cutis

En busca de la piel pura

La naturalidad llega a su punto álgido esta temporada. Se busca la realidad absoluta y que la piel parezca que no está maquillada. Es decir, conseguir cómo te gustaría ver tu piel sin transformarla , describe Maite Tuset, senior artist de Mac. El secreto, explica, está en hidratarla a conciencia, para que se vea jugosa y rejuvenecida. Luego hay que aplicar la base de maquillaje con una brocha, desde el centro hacia el exterior . El corrector se convierte en el rey del maquillaje, pero sin ser muy visible. Solo hay que recurrir a él para corregir ojeras, granitos, rojeces Es un trabajo muy minucioso .

Idea. Otro truco eficaz para lograr esa naturalidad es poner un poco de polvos en las aletas de la nariz, la frente, la barbilla, y resaltar la punta de la nariz y la barbilla con un producto que aporte luminosidad , añade Maite.

-Colorete

Lograr el efecto buena cara

Los pómulos son la percha de la cara. soportan toda la estructura ósea del rostro y definen los rasgos. Por eso es importante maquillarlos con mimo. El objetivo es esculpirlos de forma que resalten, pero sin sobresalir en exceso. La idea es conseguir el mismo aspecto que tendrían después de haber estado un largo rato paseando a buen ritmo al aire libre durante una fresca mañana. Y tienen que ocupar ese mismo espacio. Por tanto, a la hora de maquillarlos, hay que buscar un efecto de salud en la piel, con un acabado tostado natural, fundido con un rosado champán o un melocotón suave para lograr ese efecto de buena cara , explica Maite Tuset.

-Idea. El truco para conseguirlo consiste en aplicar el color, con la ayuda de una brocha, en el centro de la mejilla y difuminarlo siguiendo la forma del pómulo para que no quede demasiado marcado y se funda con la piel , aconseja la maquilladora de Mac.

-Labios

Equilibrio perfecto

Los labios intensos, de colores potentes y muy marcados, en la gama de los rojos y los granates mates, compiten con los tonos carnales y casi invisibles. Lo fundamental es no sobrecargar el maquillaje en su conjunto. o potenciamos los labios con tonos intensos acompañados por una mirada natural, o destacamos los ojos compensados con una boca discreta , aconseja Agnieszka. Sea cual sea la opción elegida, para asegurar un maquillaje de labios perfecto es fundamental exfoliarlos al menos una vez a la semana para que la piel esté lisa y libre de células muertas. Y, por la noche, una hidratante o un poco de miel .

Idea. A la hora de aplicar el color funciona muy bien extender una capa, poner un pañuelo sobre los labios y, con la ayuda de una brocha, añadir unos toques de polvos compactos. Se retira el pañuelo y se vuelven a maquillar. Así se sellan los pigmentos y se mantienen perfectos durante horas , describe Agnieszka. Esto es especialmente importante si apostamos por colores intensos. También se puede lograr este efecto añadiendo un poco de prebase de maquillaje antes de pintar los labios.

-Cuerpo

Bronceada al instante

La palidez invernal no tiene por qué durar más allá de unas horas. el tiempo que tardan en hacer efecto los autobronceadores. Las nuevas fórmulas han reducido al mínimo cuestiones como el olor que caracterizaba a estos productos. Y lo mejor es que consiguen resultados a medida gracias a unos ingredientes que reaccionan al entrar en contacto con la piel. El primer paso de un buen autobronceado es una completa exfoliación para dejar la piel lisa y fresca. Al retirar las células muertas y dejar las activas en la superficie, se absocto y trabajará al máximo en la piel , explica Jules Heptonstall, experto en bronceado de St. Tropez.

Idea. También es fundamental hidratar muy bien las zonas más problemáticas, como muñecas, codos, tobillos, pies y manos, justo antes de extender el autobronceador , aconseja Jules. Y, para extenderlo de forma uniforme, es muy práctico hacerlo con una manopla o una esponja en lugar de hacerlo con las manos. Otra opción son las cremas corporales con color, mucho más rápidas de aplicar y con un efecto instantáneo, aunque, eso sí, sus resultados duran unas horas. Funcionan igual que los maquillajes faciales. se extienden mediante un ligero masaje poniendo cuidado en que quede uniforme.

-Depilación 

No hay dolor 

Con cera, cuchilla o láser, el ritual de eliminar el pelo de más se transforma en imprescindible estos días. Pero, al igual que ocurre con los autobronceadores, hay que preparar la piel con una buena hidratación antes de ponerse manos a la obra. También debe estar perfectamente limpia y seca, sin nada de aceites o cremas, y evitar las zonas que tengan heridas, rozaduras, irritaciones o dermatitis , aconseja Leticia Carrera, directora técnica de los centros Felicidad Carrera.

Idea. La longitud del vello es fundamental, ya que para conseguir buenos resultados no debe medir más de un centímetro. Y durante los dos días después de depilar hay que evitar los productos con alcohol y la exposición al sol. Si además mantenemos la piel perfectamente hidratada, para evitar que se descame, y la exfoliamos una vez a la semana, para activar la regeneración y evitar los pelitos enquistados, los resultados serán aún mejores , añade la especialista del centro.

-Pedicura 

Con los pies en el suelo

Otro punto clave son los pies. Gracias a que las pedicuras se han incorporado como un gesto más a las rutinas de belleza habituales no quedan excusas para lucirlos en perfectas condiciones. Es fundamental que, según Moncho Moreno, experto en maquillaje y peluquería (monchomoreno.com) la primera pedicura de la temporada se haga de forma exhaustiva , a ser posible en un centro de belleza.

Idea. Si prefieres hacerla en casa, busca un lugar con buena luz y comienza con una limpieza y exfoliación antes de quitar las cutículas. Lima la planta de los pies, prestando especial atención a las zonas en las que se forman las durezas, e hidrata a fondo , explica Moncho. A continuación llega el momento de limar y dar forma a las uñas, procurando no trabajar en exceso la zona del nacimiento y que no se encarnen. Extiende una capa de base protectora antes del esmalte, especialmente si es de colores fuertes, para que no se amarilleen.