Saga Missoni

Margherita Maccapani Missoni. Una ‘it girl’ en el telar

La nieta mayor de Ottavio y Rosita los fundadores de Missoni no es solo una it girl cuyos looks son imitados en el planeta fashion. Margherita, de 32 años, dirige la línea de accesorios y la de playa de Missoni. Mis abuelos fundaron en 1953 una casa de costura muy poco convencional basada en el punto , cuenta Margherita. Una historia en zigzag. En los años cincuenta, el prêt-á-porter casi no existía y las prendas de punto no se consideraban un producto de tendencia, pero mi abuela Rosita le aportó todo su visión de moda y Ottavio, su sentido innato del color , continúa Margherita. Siempre he vivido imbuida del espíritu de Missoni , asegura. Cuando era niña, el taller de la empresa era mi lugar de juegos; me entretenía con los restos de tela y confeccionaba vestidos para mis muñecas o me divertía con las modelos. Conocí a personalidades increíbles, como Vivienne Westwood o Anna Piaggi .

Generación Y. ¿Cuál es el toque personal de Margherita en Missoni? Lo que aporto son mis propias experiencias y la sensibilidad de mi generación , afirma. Viendo los 76.000 seguidores de su cuenta de Instagram, sin duda es evidente que ha sabido entender perfectamente a sus jóvenes contemporáneas.

Saga Trussardi

Gaia Trussardi. La chica más rápida

De todas las razas de perro, la del lebrel es la más rápida. Y fue ese, precisamente, el símbolo que eligió Nicola Trussardi en 1973 para dar un nuevo aire a la casa de guantes que fundó su abuelo, Dante, en 1911. La idea de mi padre, Nicola, era crear una firma dinámica a imagen del lebrel, que marcara el paso del negocio de un maestro guantero a una marca global que incluye desde prêt-á-porter hasta gastronomía , explica Gaia, bisnieta de Dante y directora artística de Trussardi desde hace dos años. 

Mantener lo auténtico. Gaia trabaja con sus hermanos Tomaso consejero delegado de la empresa y Beatrice que se ocupa de la fundación. Las marcas de moda se venden, cada vez con más frecuencia, a grandes grupos o a fondos de inversión; por eso, trabajar en familia es un valor añadido de autenticidad , asegura la joven. ¿Cómo ve ella a la mujer Trussardi? Es dinámica, sofisticada, le gustan los viajes y la naturaleza .

Y mirar al futuro. ¿Cómo se traduce esa idea en una colección? Siempre estoy buscando un equilibrio entre el pasado y el futuro prosigue. Para conseguirlo, mezclo materiales distintos, como la piel y los metales. Para este verano, por ejemplo, he combinado los tonos vivos como el pistacho con los matices del cuero y del azul denim, y el resultado es rompedor .