Una receta de Martín Berasategui para hacer un plato principal de pollo frito al ‘panko’

Tiempo de preparación: 3 h y 15 min Ingredientes para 4 personas

Ingredientes

  • 4 muslos de pollo deshuesados y con piel
  • 500 g de harina
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharada de pimentón picante
  • 1 cucharada de curri en polvo
  • 1 cucharada de mostaza en polvo
  • 1 cucharada de jengibre en polvo
  • 1 cucharada de tomillo fresco deshojado
  • 1 cucharada de orégano fresco picado
  • 1 cucharada de estragón fresco picado, pimienta molida, leche, agua fría
  • 200 g de panko o pan rallado japonés y sal

PASO A PASO

Pollo frito

1. Se trocea cada muslo deshuesado y con piel en cuatro pedazos y se salpimientan.

Pollo frito

2. Se mezclan la harina, los pimentones, el curri, la mostaza, el jengibre, el tomillo, el orégano, el estragón, la sal y la pimienta. Se divide la harina aromatizada en dos boles. En uno se añade una pizca de leche y agua, removiendo hasta lograr una pasta de rebozo que no quede líquida.

Pollo frito

3. En esa pasta se meten los pedazos de pollo, dejando que marinen unas 3 h.

Pollo frito 4. Se escurre el pollo de la pasta marinada y se pasa por la harina aromatizada del otro bol; después, por panko. De ahí, al aceite de la fritura, con cuidado de que no se quemen. Se escurre sobre papel absorbente para quitarle toda la grasa. ¡Y listo!

Pollo frito

Mis trucos

Si no encontramos el panko, bastaría con el pan rallado normal, pero incluso podemos hacer en casa una especie de panko utilizando pan de molde sin corteza, lo trituramos cuando ya esté duro y completamente seco y lo guardamos herméticamente para que no se humedezca y pierda su dureza, así de sencillo.


El vino

Erxebre

 

Enxebre 2014. Típico, autóctono, tradicional. Eso significa en gallego el nombre de este vino, y refleja su espíritu. Elaborado según un antiguo método artesanal que potencia la excelencia de la uva albariño de la subzona del Salnés en la D. O. Rías Baixas, ofrece un paladar fresco y es feliz compañero de mariscos, pescados, quesos frescos, arroces y comida oriental (12 euros). J. L. Recio