POSTRE 

Tiempo de preparación. 1 h y 20 min Ingredientes para. 4 personas

Ingredientes.Para el cremoso de coco, 70 gramos de azúcar, 80 gramos de yema de huevo, 220 mililitros de nata y 80 gramos de leche de coco sin azúcar.Además. mango cortado en pequeños dados, frambuesas frescas picadas a cuchillo, galletas tipo digestive.

Elaboración. Del cremoso de coco. precalentamos el horno a unos 90 grados.Mezclamos, con la ayuda de la túrmix, todos los ingredientes y vertemos después la mezcla, repartiéndola, en los vasitos de cristal, que metemos en el horno y horneamos durante una hora y diez minutos, a los mismos 90 grados a los que habíamos precalentado.Pasado el tiempo, retiramos los vasitos y los reservamos en la nevera hasta que estén bien fríos.

Acabado y presentación. sacamos los vasitos de la nevera y colocamos sobre el cremoso de cada uno de ellos una cucharada de café de frambuesas picadas.Cubrimos luego con una cucharada sopera de leche de coco y añadimos generosamente el mango picado, esparcido por encima. Ya para terminar, agregamos también algunos trozos rotos e irregulares de galletas tipo digestive y servimos.

PASO A PASO

Se mezclan con la túrmix todos los ingredientes mientras se precalienta el horno.

Se vierte la mezcla en vasitos de cristal, que hornearemos luego durante 70 minutos.

Se cubre el cremoso de los vasos, ya enfriados en la nevera, con un poco de leche de coco.

Se añaden el mango picado y algunos trozos rotos de galletas, esparciéndolos por encima.

Mis trucos

Nunca debemos guardar la fruta en bolsas de plástico, se ahogan y, si sobreviven, pierden sabor y nutrientes. En el caso de las frambuesas es aun peor porque se ponen malas enseguida y hay que consumirlas antes de 48 o 72 horas después de comprarlas.

Reinos de humo (por Carlos Maribona)

Salazones, sabor del Mediterráneo

Durante siglos, la sal fue el elemento indispensable para la conservación de los alimentos. En el Mediterráneo, la forma más usual de guardar los peces que se capturaban eran las salazones. Bien mediante el salado en seco, recubriendo las piezas de sal una vez evisceradas, bien utilizando la salmuera. Los fenicios y los romanos trajeron a España esta técnica que pronto se convirtió en uno de los pilares de la dieta mediterránea por su alto índice calórico y nutritivo. Todavía hoy existen en las regiones levantinas, especialmente en Murcia y en la Comunidad Valenciana, empresas familiares que emplean métodos de elaboración heredados a través de los siglos. Un proceso artesanal en el que sólo intervienen el pescado, la sal marina y una curación natural, y que da como resultado un producto de exquisito sabor con una textura carnosa muy peculiar. En pocos años, la salazón ha pasado de alimento básico a producto de tiendas de delicatessen. Las más cotizadas son la mojama y las huevas de atún, que pueden protagonizar un excelente aperitivo cortadas en lonchas muy finas, regadas con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y acompañadas con tomate natural en láminas o con almendras fritas. Pruébenlas también en una ensalada, donde potencian su sabor. Y siempre acompañadas con una cerveza bien tirada. @salsadechiles

El vino

Albret Tempranillo 2014. Finca Albret presenta este nuevo monovarietal elaborado con uvas tempranillo de un solo viñedo acogido a la D. O. Navarra. un corte moderno y con muy buena carga frutal. Criado 4 meses en barricas, resultnal fresco y suave. Feliz compañero de todo tipo de platos. Precio aproximado. 8 ¬. JUAN LUIS RECIO