Han conseguido aunar ciencia, magia y humor en horario de máxima audiencia. Ahora les lanzamos un nuevo reto. convertirse en modelos. Los colaboradores de ‘El hormiguero’ nos muestran las tendencias masculinas de esta temporada.

La cita es en el plató de El hormiguero. Piedrahita pide opinión para decidirse entre dos looks. Me cuesta combinar colores, pero, ¿sabes?, los daltónicos también tenemos nuestro corazoncito verde, pero corazoncito al fin y al cabo , confiesa el ilusionista. Jandro, el otro gran mago del programa y coordinador de guiones, se muestra más escéptico. Es la primera vez que lo vemos así vestido , dicen los demás. Marron, sin embargo, se mueve como si llevara toda la vida posando. Me gustan las tendencias y me gusta arriesgar , asegura el guionista y presentador de la sección de ciencia. A veces demasiado , bromea Piedrahita.

LUIS PIEDRAHITA

XLSemanal. ¿Le hace gracia la moda? 

Luis Piedrahita. Sí, pero necesito ayuda para elegirla. Cuando salgo de compras, me parece que la gente tiene superpoderes. ¿Cómo saben que el trapo que está ahí colgado les va a quedar bien?

XL. ¿Probándoselo?

L.P. Claro, pero yo sufro probándome. Aunque me gusta ir bien.

XL. ¿Qué tal combinan estilo y humor? 

L.P. El humor es poco amigo de algo que pueda sonar arrogante o superior. El cómico nunca puede parecer un héroe griego, porque no conseguiría la empatía y la ternura necesarias para que el humor funcione.

XL. ¿Ha encontrado alguna palabra que aúne su mundo con la moda? 

L.P. Glamugroso. Parece que ahora los artistas tenemos licencia para acudir a los eventos exentos de protocolo. Pues bien, ese tipo que se presenta en una embajada con forro polar y en crocs es un glamugroso.

XL. ¿Hay prendas que un mago no se puede permitir?

L.P. Ni mangas largas ni reloj. La gente siempre piensa que escondes las cosas en la ropa. La magia perfecta sería hacer el truco en pelotas. ¡Magia nudista!

XL. ¿Alguna de las celebrities del programa ha querido cachearlo para ver dónde escondía la carta?

L.P. No han llegado a ese punto, pero Jennifer Aniston se sorprendió tanto que empezó a mirar debajo de la mesa.

XL. ¿Qué es lo que más ilusiona a un ilusionista?

L.P. Que alguien por la calle repita una frase mía. Eso significa que he conectado con él, algo que hoy parece casi imposible. Mantener la sorpresa en este siglo tecnológico es maravilloso.

JORGE MARRÓN

XL. Tiene usted la altura perfecta para desfilar por una pasarela

Jorge Marron. Pues debe de ser lo único perfecto que tengo [se ríe]. Pero me atrevería seguro. Me divierte mucho este rollo. 

XL. ¿Le gusta seguir las tendencias? 

J.M. Mucho. Soy el más coqueto del equipo. Hay veces que arriesgo demasiado y se meten conmigo.

XL. De sus compañeros de programa, ¿quién es el más desastre?

J.M. Damián. Lo bueno es que hace de hormiga y está debajo de la mesa, así que nadie le dice nada.

XL. ¿Cómo empezó a trabajar con Pablo Motos? 

J.M. Cuando presentaba el programa de radio No somos nadie, se quedó vacante una plaza de guionista. Le preguntó a Juan y a Damián [las Hormigas] si conocían a alguien que fuera igual de tonto que ellos y pensaron en mí.

XL. ¿Cómo fue su prueba de acceso? 

J.M. Le presenté un monólogo bastante desastroso. Creo que me contrató porque en la entrevista de trabajo le dije que dormía con mi madre.

XL. Eso convence a cualquiera, claro.

J.M. Totalmente. Le pareció una cosa entre tierna y absurda. Vio en mí a una persona entrañable.

XL. Y, en todos estos años, ¿qué es lo más peligroso que ha hecho en su sección de ciencia en El hormiguero?

J.M. El día de la avalancha de nieve, casi morimos. Queríamos enseñar cómo se escapa de una situación así simulando que nos caía un alud de bolitas de corcho encima. Pablo y yo nos metimos en una urna con máscaras, pero la fuerza de la avalancha nos las arrancó y se nos empezaron a llenar las vías respiratorias de corcho.

XL. ¿Y cómo salió de aquella?

J.M. Conseguí encaramarme a una escalera que había dentro de la urna y golpear el cristal para que se dieran cuenta de lo que pasaba. Después sacaron a Pablo; y yo, mientras, me metí los dedos en la boca para vomitar. Luego, ya nos atendió el médico.

XL. ¿Siempre hay un médico en plató?

J.M. Sí, es ese señor de pelo blanco y gafillas que sale al principio del programa bailando. ¿Te imaginas que te lo encuentras en una consulta? Te tiene que dar una tranquilidad [se ríe].

JANDRO

XL. ¿Son muy tiquismiquis en la tele con sus estilismos?

J. Qué va. Siempre voy con camisetas divertidas y nunca ponen pegas. Como mucho, si un día llevo unos vaqueros muy destrozados, me proponen sutilmente que me ponga otros. Con que no sea desagradable a la vista es suficiente [se ríe].

XL. ¿Algún truco de estilismo mágico que quiera compartir con nosotros?

J. Yo soy muy de velcros, imperdibles y remiendos. Mientras sea práctico y cómodo, me vale.

XL. ¿Cuándo descubrió que quería ser un Homo magi? 

J. Fue gradual. Mis padres me regalaron la caja de Magia Borrás cuando tenía 12 años y después me compraron los fascículos de Tamariz.

XL. ¿Qué es lo más complicado de hacer magia en televisión?

J. Estamos en la época de los efectos especiales, así que lo más difícil es sorprender con algo sencillo como una moneda o una carta.

pasado por El hormiguero, ¿cuál ha sido el más duro de roer?

J. Quizá Justin Bieber. Le hice una de las magias que más me ha costado crear y fue uno de los peores espectadores que he tenido, parecía que le daba igual todo. Estaba como pasado de vuelta.

XL. ¿Más o menos difícil que trabajar con niños, como hace en su otra sección?

J. Es distinto, lo de los niños lleva muchísimo trabajo porque son como pequeñas películas. Un día incluso hicimos una con niños y animales, así que le doy toda la razón a la teoría de Hitchcock sobre este tema [se ríe].

XL. ¿Y qué dicen sus propios hijos cuando lo ven en la tele?

J. El pequeño tiene dos años y todavía no se entera, pero la mayor tiene seis y ya hace magia conmigo. Le encanta. Cree que tengo superpoderes.

Jandro lleva TRAJE, CAMISA y CORBATA, de Boss; CINTURÓN, de Tommy Hilfiger; y ZAPATOS, de Caramelo. Marron, con TRAJE, de Daniel Cremieux; CAMISA, de Gant; CORBATA, de Massimo Dutti; y ZAPATOS, de Martinelli. Luis, con TRAJE y ZAPATOS, de Hugo; CAMISA, de Gant; CINTURÓN, de Olimpo; y CORBATA, de Accesmen.

Marron lleva POLO, de Lacoste; PANTALÓN, de Marciano; ZAPATILLAS, de Geox; y RELOJ; de Viceroy. Jandro, POLO y ZAPATILLAS, de Lacoste; PANTALÓN, de Dockers; y RELOJ, de Sandoz. Piedrahita, POLO, de Raf Simons para Fred Perry; PANTALÓN, de Nine in the Morning; y ZAPATILLAS, de Asics.

Jandro lleva CAMISA, de Fred Perry; y PANTALÓN, de Dockers. Marron, con CAMISA, de Lacoste; y VAQUERO, de Diesel. Luis viste con CAMISA, de Lacoste; y PANTALÓN, de Fred Perry. Los CINTURONES son de Olimpo.

Piedrahita, con BOMBER, de Adolfo Domínguez; POLO, de Raf Simons para Fred Perry; PANTALÓN, de Gant; y DEPORTIVAS, de Lacoste. Jandro, con CAZADORA, de Pedro del Hierro; POLO, de Dockers; PANTALÓN, de Marciano; y ZAPATOS, de Martinelli. Marron, con CAZADORA y DEPORTIVAS, de G-Star; CAMISETA, de Diesel; y PANTALÓN, de Lacoste.

Maquillaje y peluquería. pedro cedeño (talents) para chanel y ghd. asistente de fotografía. jamel jaltota. asistentes de estilismo. bárbara del campo y frank jymz.