Cada temporada, las firmas de moda y belleza proponen nuevas tendencias de maquillaje. Seleccionamos cuatro apuestas imprescindibles y aprendemos de las ‘celebrities’ cómo adaptarlas a la calle. Por Stefanie Milla / Fotos: Cordon Press, Imaxtree, Getty Images

PESTAÑAS DE IMPACTO

Dior maquillaje

La modelo Kendall Jenner

Objetivo: largas y con volumen

La tendencia: se llevan las pestañas agrupadas y en versión XL, al más puro estilo babydoll. Tras años intentando encontrar la herramienta ideal para deshacer los grumos que dejan algunas máscaras (¡hasta alfileres hemos llegado a usar para separarlas!), los gurús de la moda han decidido que nos olvidemos de tanta perfección y optemos por miradas muy marcadas, incluso con grupos de pestañas apelmazadas.

El método: la primera clave para conseguir una extensión extra está en utilizar pestañas postizas. No son fáciles de colocar las veinte primeras veces, pero a partir de allí, ¡pan comido! Nuestro consejo? Recortar y entresacar toda una fila de pestañas (para evitar un efecto drag queen) o colocar solo pelitos individuales, aplicando cuatro o cinco en los extremos y dos minigrupos de dos o tres pestañas del rabillo del ojo hacia el centro del párpado.

Los trucos: una vez conseguida la longitud ideal, Peter Philips -creador de maquillaje de Dior- explica cómo lograr el look de ‘paquetes de pestañas’ más copiado de la temporada. «Primero se curvan y se aplica una prebase. Después ponemos varias capas de máscara, tanto en las superiores como en las inferiores». Y el último truco. no esperar a que las capas de máscara se sequen entre cada aplicación.

LABIOS MATES Y COLOR PIEL

labios

La actriz Emilia Clarke (derecha)

Objetivo: evitar el tono mortecino

La tendencia: Para ser exactos, las tendencias. Porque se llevan las dos. los tonos mate y el nude o color piel. Juntos crean un look que puede resultar moderno y actual o, mal llevado, perfecto para un extra de la serie The walking dead.

El método: Pedro Cedeño, uno de los maquilladores de Chanel, explica las claves. «Debemos recordar que cuando hablamos de nude no nos referimos a un único tono, ya que puede ir desde un blanco alabastro a un marrón chocolate. La clave está en que sea del color exacto de la piel. si es muy clara, su nude correspondiente será igualmente pálido, mientras que cuanto más oscura sea la tez, más canela o chocolate será ese nude».

Los trucos: El maquillador de Chanel apunta un consejo para evitar el temido ‘rostro mortecino’. «Al borrar en cierto modo la boca, el nude exige resaltar otra parte del rostro, especialmente los ojos. Si no se destacan, la cara queda como deslavada». Y, por supuesto, no olvidemos el apunte clave. no todos los nude son iguales. «Hay tonos de base muy beis que dan un aspecto sin luz a la cara. Por eso, se deben buscar siempre tonos que aporten algo de calidez a la piel, ya sea porque tienen reflejos rosados o melocotón». Su consejo final se refiere a la textura. «A pesar de que las fórmulas actuales son muy aterciopeladas, el mate requiere que los labios estén perfectamente hidratados antes. Una forma de hacerlo es aplicar un bálsamo nutritivo para después retirarlo y utilizar el color».

MOÑO DESHECHO

LONDON, ENGLAND - FEBRUARY 21: Accessories hair jewellery detail the runway at the Alexander McQueen Autumn Winter 2016 fashion show during London Fashion Week on February 21, 2016 in London, United Kingdom. (Photo by Catwalking/Getty Images)

La cantante y actriz Jennifer Lopez

Objetivo: un despeinado con estilo

La tendencia: En lo más alto, ladeado o en la nuca, al estilo bailarina… El moño está de plena actualidad, pero para estar completamente al día necesita algo más. O quizá, para ser más exactos, algo menos. Menos formalidad, menos estructura y más aspecto casual. Algún mechón en torno a la cara, algo de volumen y un aspecto de cuidado desaliño son las claves de uno de los recogidos de moda.

El método: «La clave está en el corte». Así de clara es María Baras, la directora creativa del salón Cheska. «En una melena igualada no se puede conseguir ese toque informal. Aunque solo sea en torno a las patillas o en los lados del flequillo debe haber alguna capa que le aporte movimiento al cabello, incluso recogido». Una vez establecida la necesidad de un cierto desflecado estratégico, qué más hace falta?. «Textura», explica María.

Los trucos: «En caso de un cabello muy liso, hay que recurrir a algún producto que le dé ese cuerpo y ese agarre. Un espray de sal, polvos voluminizadores, champú en seco o incluso espuma. Lo importante es que ese pelo tenga movimiento y no quede lacio y pegado». En el cabello rizado, donde la textura ya viene de serie, su consejo es otro. «Para el otoño, que requiere un aire algo más formal que el verano, recomiendo alisar ligeramente los mechones que quedan sueltos. Da un aspecto más controlado al conjunto sin perder naturalidad». Su recogido favorito? «Este otoño, la moda propone muchas prendas de cuello alto. En ese caso, los moños altos son los más favorecedores».

‘EYELINER’ MARCADO

belleza

La cantante Taylor Swift

Objetivo: que se vea con el ojo abierto

La tendencia: «No es una cuestión de edad, es una cuestión de párpado. No cualquier ojo es apto para un eyeliner gráfico». Roberto Siguero, maquillador oficial de Lancôme, comienza así a enumerar las reglas para un delineado en la línea de la gran tradición de Marilyn Monroe o Sophia Loren. «Tras muchos muchos años de predominio de las sombras, los ahumados o el eyeliner discreto -que solo enmarcaba ligeramente el ojo-, esta vuelta al trazo marcado, gráfico, que deja constancia de su línea, es muy refrescante», añade.

El método: Roberto Siguero asegura que la fórmula ideal para novatos está en hacer primero una plantilla. «Con el eyeliner hay que estar muy seguro del trazo e ir a tiro hecho. Por eso, un buen truco es dibujarlo primero con lápiz, ya que se puede corregir con facilidad, y probar cómo queda la línea tanto con los ojos cerrados como abiertos, que es la verdadera prueba de fuego. Una vez que tengamos el trazo tal y como queremos, ya se puede usar encima el eyeliner deseado».

Los trucos: «Para que se vea bien la línea, el párpado móvil debe ser visible cuando el ojo esté abierto. Es decir, en el caso de tener los ojos achinados, se puede usar, pero siempre va a quedar más como una sombra que abre la mirada. Este tipo de ojos no permitirá que se vea bien un doble eyeliner, un rabito o similares», explica Roberto. Y en cuanto al tipo de fórmula elegida, gel o rotulador, el maquillador de Lancôme lo tiene claro. «Eso da igual. lo más importante es que seque rápido y que esté muy pigmentado para dejar un color intenso y brillante», finaliza el experto.