Dos puestos callejeros obtienen el alto reconocimiento gastronómico. El señor Chan prepara 500 veces al día su plato estrella con arroz y salsa de soja

El plato de arroz con pollo y salsa de soja del puesto ambulante de Chan Hon Meng, en Singapur, cuesta 1,65 euros y ha merecido una estrella Michelin. Y no es el único: otro puesto ambulante de Singapur también ha recibido tan prestigiosa condecoración. Claro que en esta ocasión la guía, que es el árbitro de la exquisitez mundial y el sueño de los chefs de todo el mundo, se ha centrado solo en Singapur, un Estado con una inmensa variedad gastronómica. El puesto de arroz con pollo y salsa de soja al estilo de Hong Kong del señor Chan ha vivido una conmoción tras el galardón.

El creador de la receta, de 51 años -30 de ellos cocinando en la calle-, ha confesado a la BBC que se siente «satisfecho, entusiasmado, pero también muy presionado». Le abruman las colas que ahora serpentean frente a él. El hombre está estresado. Prepara unas 500 raciones diarias de su pollo-Michelin y prepara la apertura de otro puesto en un centro comercial de Singapur.

F. U.