Los hoteles de lujo ofrecen experiencias ‘sanadoras’ cada vez más extremas. desde ceremonias purificadoras con chamanes mexicanos hasta votos de silencio o crioterapia en un iglú. ¿La nueva locura? Por Ixone Díaz Landaluce

Es uno de esos términos anglosajones que, de pronto, lo invaden todo: tratamientos de wellness, filosofía del wellness, turismo del wellness… Pero ¿qué es exactamente? Según el diccionario de Cambridge, se trata del «estado de ser saludable». Así de fácil. La acepción más contemporánea (gracias, Wikipedia) añade los matices. dícese del «equilibrio saludable entre el nivel mental, físico y emocional». O, hablando en plata (y, sobre todo, en castellano), el bienestar de toda la vida. Pero el wellness, cómo no, también es un negocio. Y uno particularmente lucrativo: se estima que en 2017 el turismo del bienestar moverá alrededor de 678.000 millones de dólares. Por eso, los hoteles de lujo, conscientes de que ya no es suficiente con ofrecer clases de yoga a sus clientes, no solo se han apuntado al fenómeno, sino que compiten por ofrecer las experiencias y tratamientos más novedosos e inevitablemente más extravagantes con el wellness como excusa perfecta para todo.

relax xlsemanal estilo de vida (3)

The Beaumont Hotel (Londres), ¿habitación o tumba? Sin enchufes ni mesillas. la noche cuesta 2500 libras

Desde experiencias bajo cero, como la habitación de nieve del hotel Doler Grand (Zúrich), que promete resultados milagrosos para la circulación; o los métodos Reviv, una cadena de spas que enchufa a sus clientes a un gotero -vía intravenosa mediante- con dosis muy concentradas de antioxidantes, vitaminas, electrolitos, minerales y aminoácidos para superar estados de agotamiento o resacas mortales.

Tea Amenity xlsemanal

Viceroy Rivera Maya (México) donde se practican rituales mayas

Tan lejos han llegado los talleres de meditación y relajación que varios hoteles de lujo en México han rescatado la tradicional temazcal, una sauna indígena donde se realizan limpiezas rituales con diferentes hierbas. El Viceroy Riviera Maya ofrece chamán incluido en la tarifa.

relax xlsemanal estilo de vida (2)

Hotel Eremito (Italia), simula un monasterio medieval donde se practica el ayuno y el silencio

Incluso el silencio se ha convertido en un nuevo objeto de lujo y hay retiros como el Bali Silent Retreat o el Pachamama, en Costa Rica, donde los huéspedes cumplen con un escrupuloso voto de silencio durante su estancia. Y otros, como The Sleep Retreat, en Hampshire (Inglaterra), donde los clientes se someten a curas de sueño. Para ello ofrecen terapias que curan el insomnio en una granja rehabilitada del siglo XIV en mitad de la campiña inglesa.

¿Tendencia o ideología?

Ante la abrumadora y, a menudo, excéntrica oferta del turismo y la cultura de wellness, cabe preguntarse hasta qué punto este omnipresente fenómeno social se ha convertido en una obsesión. O, peor aún, en una ideología. Es lo que sostienen los profesores Andre Spicer, de la Universidad de la City de Londres, y Carl Cederström, de la escuela de negocios de la Universidad de Estocolmo, en su libro The wellnes syndrome. «Si observas otras ideologías, te darás cuenta de que tienen las mismas características.

La pasión por el ‘wellness puede convertirse casi en una obsesión basada en un potente sistema de recompensas’

Piensa en el comunismo durante el auge de la Unión Soviética. Los ciudadanos recibían un sistema de creencias que daban sentido a su vida. había héroes y rituales que representaban esos valores y, si alguien no quería formar parte de esa ideología, era castigado. Ahora, nadie te va a mandar a un gulag (campo de concentración ruso), pero te obligarán a perder peso o a hacer ejercicio», explica Spicer, que advierte de la creciente demonización de quienes no quieren (o no pueden) seguir los preceptos de este nuevo fenómeno de masas.

relax xlsemanal estilo de vida (4)

Tree Hotel (Suecia), habitaciones mimetizadas con el entorno

«En ocasiones, es sutil y esas personas son víctimas de bromas por su peso, por su condición de fumadores o por llevar una dieta poco saludable. Pero, a veces, una persona con sobrepeso puede ser discriminada en el trabajo y hasta se le pueden denegar ciertos servicios públicos, como ya está ocurriendo en Inglaterra», cuenta.

relax xlsemanal estilo de vida (1)

Hotel Ojai Valley (EE.UU.) con cápsulas de relajación y meditación

Según Spicer, la obsesión por el wellness puede convertirse prácticamente en una adicción basada en un potente sistema de recompensas. «Reciben compensación a corto plazo a través de las endorfinas y a largo plazo a través de la aceptación social». De hecho, ni siquiera nos garantiza la felicidad. «A veces, puede tener el efecto contrario. Una excesiva preocupación puede hacernos sentir culpables o ansiosos, como si nunca hiciéramos suficiente. A menudo, la mejor manera de sentirnos mejor es concentrarnos en otras cosas. por ejemplo, hacer voluntariado o ayudar a los demás se suele percibir como un aumento de nuestro propio bienestar. No es la razón por la que lo hacemos, pero es un fantástico efecto secundario».