Millones de personas en todo el mundo esperan al cuarto viernes de noviembre para comprar con los descuentos más importantes del año, los del ‘black friday’. Desentrañamos los trucos y tratos de la gran fiesta del ‘shopping’ global. Por Lola Fernández / Fotos: Getty y Fotolia

El ‘black friday’ o ‘viernes negro’ inaugura la temporada de compras de cara a la Navidad con los descuentos más agresivos del año. Así sucede en Estados Unidos, donde nació esta iniciativa de origen disputado, ya que no está claro si fue la Policía de Filadelfia la que bautizó así los grandes embotellamientos al inicio del fin de semana o si el ‘negro’ del cuarto viernes marcaba el fin de los números rojos en los comercios, gracias al inicio de la locura consumista navideña.

The Gap promotes its Black Friday savings in the Herald Square shopping district in New York Thursday, November 26, 2015. December sales for the Gap brands were less than stellar with the Gap falling 5%, Banana Republic fell 9% and the brand that was doing the best, Old Navy, fell 7%. (�� Richard B. Levine) (Photo by Richard Levine/Corbis via Getty Images)

Sea como fuere, las estadísticas aseguran que el cuarto viernes de noviembre es el día con mayores ventas del año en EE.UU.:4450 millones de dólares en 2015. Lo mismo en Reino Unido: 2000 millones de libras.

La versión española

La gran fiesta global de las compras se ha exportado ya a 18 países, incluido España, adonde llegó de la mano de Apple. Aquí los descuentos no son tan despampanantes como los que se ofrecen a los estadounidenses, pero, para compensar, alargamos los días que podemos dedicar a buscar todo tipo de gangas. El fin de semana black friday que celebran, sobre todo, las grandes superficies y franquicias se cierra con el cyber monday [‘lunes cibernético’], el día en que los chollos se buscan en Internet. Las rebajas, que oscilan entre un 20 y un 60 por ciento, compensan. Tanto es así que el 34 por ciento de las compras navideñas de las familias españolas se realiza en estas fechas que concentran ya una quinta parte de las ventas anuales.

Laptop Computer Graphic

El año pasado, la campaña recaudó cerca de 1200 millones de euros, más del doble que el año anterior, invertidos por los consumidores de forma mayoritaria en moda -el 61 por ciento de los clientes- y aparatos de electrónica, gadgets, imagen y sonido.

Josep Maria Fàbregas, profesor de la UPF Barcelona School of Management, apunta que el creciente éxito de esta iniciativa ha terminado por invertir o doblar nuestro calendario: ahora, las rebajas se celebran antes y después de las fiestas.

El 34 por ciento de las compras navideñas de las familias españolas se realiza durante nuestro ‘black friday’

Así las cosas, las ventajas que le vemos los clientes, encantados de tener una oportunidad de hacer compras navideñas con descuento, escasean para el pequeño y mediano comercio, sin capacidad para publicitarse con la potencia de las grandes firmas y con reducido margen de beneficio debido a su menor volumen de ventas. Según el estudio de eBay Las pymes españolas en el ámbito on-line, que analiza la situación de las pequeñas y medianas empresas en relación con el comercio electrónico, apenas el 2,5 por ciento de las pymes de nuestro país participará en el black friday este año.

Las falsas gangas

Happy woman choosing clothes in wardrobe. Girl customer shopping in mall shop. Fashion clothing sale.

Para terminar, no podía faltar una advertencia. Sobre todo en compras on-line, conviene sospechar cuando un producto viene enormemente rebajado por un vendedor desconocido. Cerrar los ojos ante un precio seductor puede culminar en desagradables sorpresas. Así lo explica Charlie Abrahams, experto en protección de marcas. «Antes creíamos que las personas compraban falsificaciones -más baratas- deliberadamente, pero el año pasado descubrimos que el 24 por ciento de los cazadores de gangas en el black friday habían sido engañados por los falsificadores. La mayoría de estos consumidores buscaba gangas de productos originales y, sin saberlo, compraba productos falsificados».

Las diez cosas que debes saber del ‘Black Friday’

1. Estudia el terreno antes de lanzarte

credit cards

Para conseguir los mejores descuentos, es imprescindible hacer investigaciones previas.

Por ejemplo, definir antes del día D qué artículo te interesa y comprobar su precio en distintos comercios antes del black friday. Es la única manera de detectar falsas o mínimas rebajas.

Algunos comercios incluso hinchan los precios antes para que el descuento sea mínimo.

2. ¡Cuidado! No todos los descuentos son iguales

Algunas tiendas hacen descuentos generales, mientras que otras se decantan por productos gancho. pocas unidades, pero rebajas mayores (hasta un 60 por ciento). En las webs encontrarás ventas flash. promociones que están activas una hora o incluso menos. Otros comercios enviarán sus ofertas por e-mail solo a clientes fieles o registrados.

3. ¡Mucho ojo con los cupones!

O con los códigos de descuento. Asegúrate de que sean compatibles con otras ofertas, como los gastos de envío gratis. Puede que no sea así y tengas que pagar una buena cantidad de euros por la mensajería.

4. ¿Unidades agotadas?

Bajo la advertencia de «unidades limitadas» puede esconderse el auténtico truco de una promoción. Se trata de un señuelo para atraerte a la tienda y, una vez allí, seducirte con cualquier otra cosa que seguramente no está en tu lista de compra inicial. No cedas al impulso.

5. Inclínate por el shopping on-line

No solo te evitarás largas colas en la caja y los probadores, sino que podrás explorar cada sección sin encontronazos y empujones y a cualquier hora del día o de la noche. De hecho, muchos descuentos entran en vigor a las doce de la noche del jueves.

6. Atención a los ‘gadgets’ kilómetro cero

OLYMPUS DIGITAL CAMERA TFGP.

Vigila los productos reacondicionados. Firmas como Apple o Amazon reparan productos que devuelven los clientes por algún fallo y los revenden con un importante descuento.

Algo similar a lo que ofrecen también algunas firmas de telefonía. nuestro antiguo móvil como descuento del nuevo que compremos; el que dejamos es reacondicionado por la firma y relanzado a precio rebajado.

Merece mucho la pena ver qué hacen las marcas de tecnología en el black friday con esta línea de productos kilómetro cero. Especialmente en el caso de ordenadores y portátiles de las grandes marcas y en electrónica en general.

7. Que Amazon no te confunda

Algunas estimaciones apuntan a que Amazon cambia el precio de más de 2,5 millones de productos al día, pero es en black friday o cyber monday cuando conocer el vaivén de precios resulta vital: es la única manera fiable de reconocer las mejores ofertas.

Existen, por suerte, herramientas de seguimiento que detectan las fluctuaciones. Recomendadas. CamelCamelCamel y Keepa.

8. Cuidado con los fraudes on-line

Cork, Ireland

Foto: Thinkstock

Las campañas de descuentos y rebajas son aprovechadas por algunos vendedores on-line para colocar sus falsificaciones. Es importante detectar si el vendedor opera desde China, el país desde el que llegan la mayoría de las importaciones falsas. También puede ayudar fijarse en páginas marginales de la web como Preguntas frecuentes o Sobre nosotros , donde los estafadores suelen cometer errores de diseño u ortográficos que los delatan. Además, conviene revisar los protocolos de seguridad del portal en el que estás comprando y tener en cuenta que, en compras realizadas por Internet, existe un periodo de 14 días para devolver el producto y que es ilegal cobrar más por pagar con tarjeta de crédito o débito. Ante la duda es recomendable hacer una búsqueda con el nombre del portal y la palabra estafa y ver lo que cuentan los internautas.

9. No te enamores solo de lo nuevo

Si una marca va a comercializar un nuevo modelo de un producto de cara a la campaña de Navidad, lo habitual es que rebaje los anteriores para deshacerse del stock. No descartes las ediciones oldies: pueden ajustarse a tus necesidades incluso mejor que las nuevas.

10. ¿Cómo saber si algo está rebajado de verdad?

Una buena estrategia es vigilar la cuenta de Facebook y Twitter de la marca o tienda en cuestión. El creciente volumen de ventas que se realiza vía on-line convierte los canales sociales en el principal escaparate de los descuentos.