Corren los años treinta del siglo XIX. Por primera vez triunfan los grandes sastres con firma propia, aparecen las revistas de moda, y mujeres y hombres sucumben a los cambios de temporada y las tendencias. Por  M. G.

El Museo del Romanticismo de Madrid dedica ahora, y hasta el 5 de marzo, una exposición a la moda romántica, que imperó entre los años 1830 y 1870, con fracs, levitas, vestidos de paseo, de gala, goyescos… Como este de satén en coral y negro con pasamanería. Imprescindible para ser una it girl de la época…