Una casa antigua de habitaciones diminutas debía convertirse en un apartamento masculino y sofisticado. Ese era el reto. Y todo ello manteniendo el suelo, la carpintería y las molduras originales. Así se hizo. Por Patricia Ketelsen

El encargo del propietario era claro: quería un piso luminoso, fácil, cómodo, masculino y muy especial.

Dicho así parece fácil, el problema es que se partía de un piso pequeño y excesivamente dividido en múltiples ‘cajas de cerillas’ a modo de cuatro habitaciones minúsculas y con una estructura laberíntica. La reforma estructural fue profunda, ya que toda esta jungla compartimentada debía convertirse en un solo dormitorio, un vestidor, un baño funcional y moderno con ducha, la cocina, un office y un salón luminoso. El resto estaba de más.

Manos a la obra

Para modificar completamente la distribución de la vivienda hubo que rehacer toda la instalación eléctrica, la climatización y construir totalmente el baño. En la cocina, debido a la limitación de presupuesto, se recuperaron los muebles originales, de los setenta, y se acentuó el aire vintage con leds de colores y tonos de la época que aportaran ese punto divertido que debía contrastar con la sobriedad de la finca.

estilo, decoración, masculina, vintage, retro, xlsemanal

El cuero y las paredes grises dieron el toque masculino que buscaba el propietario de la vivienda

En la reforma se intentaron mantener el máximo de elementos originales de la vivienda. La ventaja de apostar por los detalles preexistentes es que aportan autenticidad a la casa, la anclan en un entorno geográfico y cultural, son como guardianes de la memoria colectiva. En este caso, los elementos más importantes eran unos preciosos pavimentos de mosaico hidráulico y unos techos altos con trabajadas molduras, así como la carpintería antigua, que se mantuvo en su totalidad.

estilo, decoración, masculina, vintage, retro, xlsemanal

El tono amarillo recorre toda la vivienda. De esta forma se logra dar unidad a la variedad de estilos

El reto era desdibujar totalmente la distribución espacial de la vivienda original sin alterar la réplica en el dibujo de suelos y techos. Para ello hubo que mover partes enteras de suelo, desplazar cornisas, crear uniones nuevas… Todo un trabajo minucioso y artesanal cuya finalidad es precisamente que pase totalmente inadvertido a los ojos del observador.

Las obras de arte contemporáneo dan el contrapunto de modernidad

Para lograr una decoración marcadamente masculina, se optó porque predominaran los tonos sobrios en gris, azul y negro. Los elementos principales son materiales nobles como la madera de palisandro, el cuero envejecido y diferentes piezas diseñadas a medida en chapa de hierro envejecido.

estilo, decoración, masculina, vintage, retro, xlsemanal

Mezcla de texturas: el papel pintado de motivo vegetal convive con las teselas, que recuerdan a una casa de baños antigua

Como el reto era crear una imagen masculina y al mismo tiempo sensible y sofisticada, se buscó un equilibrio entre los elementos más orgánicos del mobiliario y la iluminación de origen nórdico. El toque definitivo y chic lo aportan los dorados del mobiliario italiano de los años cincuenta.

Organizar el caos

Para unir todas estas piezas, se necesitaba un hilo conductor que pudiera homogeneizar los diferentes elementos de procedencias tan dispares. Para ello se escogió el color amarillo, que se plasma en diferentes elementos y piezas por toda la casa. Su misión: transportar el foco visual, la luz.

estilo, decoración, masculina, vintage, retro, xlsemanal

Cabecero XL De gran tamaño y tapizado
en cuero, convive con mesillas de los cincuenta y dos plafones con dibujos ópticos

Las obras de arte contemporáneo debían aportan el contrapunto de modernidad a la arquitectura regia de la casa y dan ese toque cosmopolita que buscaba el dueño de la vivienda. En la entrada, una obra de grandes dimensiones de Kram -pionero del street art– da la bienvenida al visitante. En el comedor, una fotografía de Tatsuo Miyajima y un dibujo de Benet Rossell comparten espacio.

estilo, decoración, masculina, vintage, retro, xlsemanal

La carpintería original se mantuvo en toda la casa, para darle un toque señorial

En el comedor informal una fotografía dibuja el marco de la puerta desde la entrada, compartiendo espacio con una obra de Julie Jenkinson.

El suelo original

estilo, decoración, masculina, vintage, retro, xlsemanal

El suelo de mosaico hidráulico es el que tenía la casa en origen. Se mantuvo, aunque para ello hubo que moverlo y recolocarlo loseta a loseta.

 

Cocina ‘vintage’

estilo, decoración, masculina, vintage, retro, xlsemanal

Por falta de presupuesto se mantuvieron los muebles de cocina, de los años setenta.