Los maestros del estilismo han subido a las pasarelas cabellos en tecnicolor, flequillos en todas sus dimensiones, coletas altas y cortes pixie. Descubre sus secretos. Por Stefanie Milla

COLORES

Del rosa al amarillo: pelo tecnicolor

estilo de vida, belleza, pelo, peinados, xlsemanal

Versace

Rosa claro. Fucsia vibrante. Azul cielo. Gris plata. Malva. Púrpura. Los colores del arcoíris se suben a la cabeza. Si estás pensando en apostar por un cabello en estos tonos, tenlo claro: casi siempre se ha de decolorar primero. «Dependiendo del tono que se quiera aplicar, antes habrá que decolorar hasta un blanco o, si se apuesta por un fucsia, nos podemos quedar en el amarillo», asegura Luis Miguel Vecina, del salón madrileño Coolday.

Para todas las edades

La bilbaína Yolanda Aberasturi declara que también se puede hacer «decolorando mediante mechas localizadas». Además, la tendencia de granny hair (cabello con canas tanto naturales como teñidas) «está animando a las mujeres maduras a ampliar su gama de coloración. Las más atrevidas lucen azules y rosas intensos, pero los tonos pastel y, en especial el rosa palo, están teniendo gran aceptación».

Procesos de recuperación

Que los tonos tecnicolor desaparezcan pronto no quiere decir que el cabello luego vuelva a su estado natural sin más. Como explica Luis Miguel Vecina, «debajo aparecerá ese fondo decolorado. Si se quiere volver al tono natural, habrá que volver a teñir».

Ventajas: Se pueden llevar varios centímetros de raíz porque le favorece parecer desordenado.

Un consejo: Se recomiendan champús sin sulfatos y mucha hidratación y nutrición

Un aliado: Para potenciar grises, azules y malvas, Touche Chromatique Cool Blond, de Kérastase (30 euros).

COLETA

Coletas ‘it’: ¿con o sin? (textura, claro)

estilo de vida, belleza, pelo, peinados, xlsemanal

De la Renta

¿Qué pasa cuando una simple coleta deja de ser tal y se convierte en un peinado supercool y actual? Sencillamente, que peinarla tiene más truco que enrollar el pelo en una goma. Alba Esteban, creadora y estilista personal de los looks de pelo y maquillaje de Tini Stoessel, nos explica cómo hacer tanto la cola de caballo pulida como la coleta alta con textura.

Pegada pegada

«Dejar el pelo muy tirante no es tan fácil como parece -aclara Alba-. Por eso es mejor hacerlo en dos partes. Primero, se separa el pelo de oreja a oreja, haciendo una media luna, y se cepilla todo ese cabello mientras se reparte algo de gomina para que quede pulido y brillante. Se repasa con un peine de púas finas y solo entonces se une con el cabello que queda por debajo. Después se marca esa onda muy abierta con una tenacilla de barril ancho».

Con cuerpo y tupé

En este caso, Alba sí recomienda hacerla de una sola vez y solo con los dedos. Se tira el cabello hacia atrás y hacia arriba, dejando los laterales bien pegados. Y una vez agarrada la coleta, se levanta todo el cabello en el área de la raíz mediante suaves tironcitos. Después se entresacan algunos mechones en los laterales, para darle un aire más suave y se puede aplicar un poco de producto.

Ventajas: No tiene edad y permite jugar con las texturas, los acabados y los accesorios.

Un consejo: Para un efecto pulido, se aplica un poco de gel en un cepillo de dientes y se pule la superficie.

El aliado: Para coletas con textura ondulada, Spray Twisted Curl Reviver, de Sebastian Professional (20,70 euros).

FLEQUILLOS

Se admiten en todos los largos y formas

estilo de vida, belleza, pelo, peinados, xlsemanal

Packham

Con rizos. Sin ellos. Cortos. Largos. Con capas. Geométricos. Suaves y redondeados. No importa el modelo: el flequillo se lleva, y mucho. María Baras, directora creativa de Cheska: «Los más demandados son los de January Jones, deflecado y con un aire setentero, y el de Alexa Chung».

Un tipo para cada rostro

El secreto de que el flequillo sea más de it girl que de Click de Famobil es el corte: «Primero hay que estudiar ¡en seco! el nacimiento del pelo: si hay remolinos, su caída, su textura… Es importantísimo ver cuál es la caída natural del pelo». Pedro Cedeño, uno de los grandes artistas de maquillaje y peluquería de nuestro país, añade: «Y nada de reflejos ni mechas en el flequillo. Ha de ser del color de la raíz».

Con movimiento

María Baras aconseja secarlo con secador mientras se mueve con los dedos. «No recomiendo meter cepillo: acaba quedando un ‘rulito’ muy artificial». Además, recomienda usar champús neutros o de limpieza profunda: «El pelo con flequillo se ensucia más». Añade que no hay que hidratarlo con acondicionador para dejarlo lo más ligero posible. Y nada de mezclar texturas. «No a los flequillos lisos con pelo rizado ni al revés», advierte Pedro Cedeño.

Ventajas: Renueva cualquier look, suaviza las facciones y se puede adaptar a todo tipo de cara.

Un consejo: Para dar forma a un flequillo ondulado, hay que aplicar muy poco producto y con el pelo mojado.

El aliado: Gel para remodelar el pelo con frecuencia Shape Me 48 horas Eimi, de Wella (18,30 euros).

‘PIXIE’

¿Quién teme al ‘corto’ feroz?

estilo de vida, belleza, pelo, peinados, xlsemanal

Moncler

Zoe Kravitz, Cara Delenvigne, Kristen Stewart, María León o Úrsula Corberó siguen la estela del corte pixie que popularizaron Jean Seberg y Audrey Hepburn. extracorto, con flequillo y despuntado.

Compromiso de mantenimiento

«Hay que asumir que habrá que refrescar el corte cada tres o cuatro semanas como mucho», asegura el estilista Joel Briand. Toni Pels, director creativo de Perruqueria Pèls, añade. «Requiere una precisión casi quirúrgica. mientras que una melena larga a capas puede perdonar muchos ‘pecadillos’, un pixie o está bien hecho o es un pequeño desastre estético».

Cuestión de textura

«Es importante que la mujer no se convierta en esclavo del peinado: debe poder arreglarse en poco tiempo y fácilmente. Y, lógicamente, tener en cuenta la textura natural del cabello. Cuando el pelo es liso o fino es más fácil que cuando se tiene mucho pelo o es muy grueso. En esos casos hay una etapa difícil en el crecimiento que requiere mucho compromiso para poder domarlo». El consejo de Joel es adaptar el corte a las facciones y feminizarlo. «Unas patillas muy cortas, una nuca casi rapada o potenciar el flequillo son detalles que feminizan el corte y le aportan un toque chic».

Ventajas: Con gomina se consigue un wet look sofisticado y largo por delante, un estilo punk o rockero.

El truco: Darle un toque de gracia con productos texturizantes para que no endurezca los rasgos.

El aliado: Pasta desestructurante para un efecto despeinado Depolish Wild Stylers, de L’Oréal Professionnel (16,35 euros).