Que a los hombres les cuesta descifrar a las mujeres es parte del saber popular.  Para esos ‘despitados’, aquí van algunas recomendaciones. Quizá la próxima vez…

Ojo al toqueteo

Si le interesas, encontrará cualquier excusa para tocarte: brazo, hombro, pierna e incluso cuello. Lenguaje similar. Si repite lo que dices o usa palabras similares, no hay duda. Las parejas cuyo lenguaje es similar son cuatro veces más propensas a repetir cita.

Cruza las piernas

Si está sentada con las piernas cruzadas y su pierna de arriba se balancea –o su pie apunta hacia ti–, es buena señal.

Habla raro

Cuando ellas coquetean, tienden a hablar más alto y a usar el ‘yo’ con mucha frecuencia, en lugar del ‘nosotros’. Te cuestiona. Una de las señales más claras: si le gustas, te preguntará sobre los diferentes aspectos de tu vida.

Miradas intermitentes

¡Importante! Si te mira cuando no la miras, es que has llamado su atención. Y si deja de hacerlo, ¡ojo!, has sido descartado.

Mueve su cabello

Acomodarse el pelo tiene, a veces, una función biológica: sacudir las feromonas de la piel. Discernir si hay premeditación en su gesto ya es cosa tuya. ¡Tampoco te lo íbamos a dar todo hecho!