La finca más famosa de Beverly Hills es la casa Tudor en falso gótico conocida por todo el mundo como la ‘mansión Playboy’.

Propiedad del fundador de Playboy, Hugh Hefner, la casa, construida a finales de los años 20, escenario de muchas fiestas exorbitantes de Hollywood. El evento anual más famoso que se celebraba en esta casa era la fiesta de Halloween.

Mansion Playboy Hugh Hefner halloween

Hefner adquirió la finca en 1971 por 1,1 millones de dólares y se trasladó al oeste desde Chicago, donde se fundó Playboy y se encontraba la mansión original. Hefner instaló varios elementos hoy legendarios, como la gruta en la que muchas conejitas de Playboy y sus admiradores masculinos nadan desnudos. El dormitorio principal de Hefner contaba una gigantesca cama giratoria y el techo cubierto de espejos.

Durante más de 30 años, Hefner mantuvo en secreto la llamada “suite Elvis” por la impresión que le había causado que Elvis Presley pasara allí una noche encerrado con ocho mujeres. En el terreno, un zoo privado el único de Los Ángeles con más de cien especies de aves.