Tras reprobar a sus padres en público, la primogénita de Beyoncé y Jay-Z se convierte en la hija de famosos más polémica del momento. Por Fernando Goitia

Tiene seis años y ya desata pasiones, es una ‘it girl’ desde que era un bebé. La hija mayor de Beyoncé y Jay-Z tiene estilista, chef y guardaespaldas personal, dos niñeras, un poni, una línea de ropa y un proyecto de fragancia con su nombre, Blue Ivy, ya registrado, por cierto, para que nadie lo explote comercialmente. Hacen bien sus padres porque, más que un nombre, parece una marca. De éxito, para más señas. Hoy por hoy, la niña ocupa el puesto de hija de celebrities más famosa del momento.

Sus padres han registrado su nombre, Blue Ivy, para que nadie lo explote comercialmente

Su madre no ha cesado de mostrarla en Instagram, pero su verdadera conversión en fenómeno se produjo en enero, cuando indicó a sus padres que dejaran de aplaudir en la gala de los Grammy. El correspondiente vídeo se hizo viral y, bueno, ya saben cómo son las redes sociales. Las críticas, en todo caso, no han hecho mella en el estilo de Blue Ivy, fiel a sus tacones, diamantes y vestidos de miles de dólares. La guerra entre fans y detractores de la pareja más rica de la industria va para largo.

También te pueden interesar más artículos sobre hijas de ‘celebrities’…

Hijas de papá

Kendall Jenner: la modelo mejor pagada

‘It girls’ desde la cuna

Rocco Ritchie: profesión hijo de Madonna