Ambiente ‘vintage’, música de los cincuenta y un bufé refrescante. Los invitados están a punto de llegar,
pero no te preocupes. Te lo hemos montado todo para que el anfitrión sea el primero en disfrutar.

Cuando pensamos en una comida alrededor de una piscina, siempre nos viene una palabra a la mente… barbacoa. Pues ¡olvídate de la parrilla! No hay nada menos glamuroso que atender a los invitados rodeado de brasas.
Para organizar una pool party maravillosa y donde los anfitriones disfruten como un invitado más, lo ideal es organizar un bufé.
Para empezar, puedes recibir a los comensales ofreciéndoles una sangría de cava. Se prepara con una botella de cava, hielo, zumo de fresas, trozos de melocotón, fresas y frambuesas. También podéis comprar alguna sangría de cava ya preparada y añadirle las fresas cortadas, el melocotón y el hielo. Otra opción, ideal para el verano, es un Bellini, preparado con vino blanco espumoso y zumo de melocotón. Tanto la sangría como el Bellini se sirven en jarras conservadas en un cubo de hielo con sus copas al lado, que pueden ser de vino blanco o de cava.
Para el resto de las bebidas, lo ideal es tener unos cubos de cinc grandes donde meter las botellas con hielo para que todo el mundo se pueda servir cómodamente.
En cuanto a la comida, se puede organizar una mesa grande o, si hay varios corros, organizar varios platos de lo mismo en las distintas mesas para que no se agolpe todo el mundo en el mismo sitio. La comida, mejor si es fría o semifría. Por ejemplo, ensaladas, carnes frías loncheadas tipo roast beef, planchas de ahumados, embutidos, tablas de quesos y algún tartar o ceviche de pescado.
Para el postre, decídete por una macedonia de frutas o un helado con chispazo como puede ser un Ruso. helado de vainilla, helado de chocolate, licor de café y vodka; o un sorbete de manzana verde con un chorrito de calvados.

Entrante de melón

Ingredientes.
Un melón piel de sapo muy frío.
Pimienta rosa en grano.
Albahaca fresca.
Aceite de oliva virgen extra.
Pistachos.
Lima.
Sal Maldon.

Preparación.
En un bol introducimos las hojas de albahaca fresca y unas gotas de lima. Luego sacamos la albahaca y la secamos.
Trituramos los pistachos (también valen almendras) y algunos granos de pimienta. Cortamos el melón en dados y ponemos por encima las hojas de albahaca, la pimienta, los frutos secos y el chorro de aceite. Podemos aromatizar con un poco de ralladura de piel de la lima. ¡Muy refrescante!

Verduritas con ‘dip’ de queso

Podemos cortar las verduras en bastoncitos o comprarlas mini. Pueden ser zanahorias, rabanitos, apio…

Para la crema de queso, batimos queso en crema con otro azul fuerte, en la proporción que nos guste. Se pueden preparar cremas de queso de cualquier sabor. tomates semisecos, pimientos asados, hierbas frescas… La servimos con las verduras alrededor.
Si hay niños, tendremos más éxito si en lugar de verduras ponemos totopos (nachos en versión natural sin queso ni sabor barbacoa). Y más éxito aún si ponemos guacamole.

Para el guacamole, necesitamos aguacates maduros (no negros), tomate, cebolla roja, cilantro, limas, chile serrano, aceite y sal. Si no encontramos chile serrano, podemos usar jalapeño en conserva o tabasco verde. Aplastamos el guacamole con un tenedor, no en la batidora porque nos interesa que quede grueso. Al aguacate le añadimos el zumo de lima, el tomate y la cebolla cortada en cuadraditos, el cilantro picado, sal, aceite y el chile, jalapeño o tabasco.

Ensalada de Quinoa

Ingredientes para 8 personas.
500 g de quinoa.
1 kg de tomates cherry.
1 cebolla roja.
200 g de aceitunas Kalamata.
1 pimiento verde italiano.
1/2 pimiento rojo.
1 pepino.
Aceite, vinagre y sal.
Opcional. cebollino, cilantro o hierbabuena.

Preparación.
Lavamos la quinoa. La ponemos con 1,5 l de agua hirviendo y un poco de sal. La dejamos hervir 3 o 4 min y bajamos el fuego como si fuera arroz y la cocemos durante 15 min más. Debe doblar su tamaño y estar al dente. La sacamos y la pasamos por agua muy fría para cortar la cocción. Le añadimos los tomates en cuartos, la cebolla en juliana fina, las aceitunas sin hueso, los pimientos y el pepino en cuadraditos y aderezamos con aceite, vinagre y sal. Opcionalmente espolvoreamos con cebollino, hojas de hierbabuena o cilantro picado.

Elena Tejero