Esta técnica de pesca es utilizada en el sur de España, Murcia, Ceuta y Valencia desde la época de los romanos

La palabra almadraba en árabe quiere decir ‘lugar donde se pelea o lucha’. Consiste en poner una serie de redes sujetas en los barcos a modo de laberinto con el objeto de capturar los atunes que vienen desde el Círculo Polar Ártico hasta el Mediterráneo.

Esta migración, que comienza en el mes de abril, hace que los atunes lleguen al Mediterráneo fuertes y bien alimentados, lo que los hace óptimos para su consumo. Una vez en las redes, los pescadores bajan a la altura de estas y seleccionan los mejores ejemplares que se capturan y los izan para rematarlos luego con arpón.

Los detractores de esta técnica argumentan que, como todos los métodos de captura con redes, no pueden ser selectivos y pescan ejemplares protegidos. Sin embargo, los pescadores de la almadraba defienden que las redes solo permiten capturar ejemplares grandes, de más de 180 kilos, y por lo tanto adultos. Además, cuando el atún se sube al barco, todavía está vivo, lo cual permite discriminar los ejemplares más pequeños.

También te puede interesar este artículo sobre el atún

Atún: corte a corte