Ingredientes.

4 pechugas de pollo

2 huevos, 200 g de harina

100 g de pan rallado

100 g avellana molida

100 g de queso de Idiazábal rallado

100 g de aceite de oliva

sal y pimienta.<

Para la ensalada: endibias, anchoas en aceite, queso azul, aceite de oliva, vinagre de sidra y unos brotes de espinaca.

Elaboración.

Conviene preparar tres boles. En uno de ellos, tras separar las claras de las yemas de los huevos, se conservan solo las yemas. Se agregan dos cucharadas soperas de agua y un poco de aceite y se mezcla bien. En otro bol se juntan el pan rallado, la avellana molida y el queso de Idiazábal rallado. En el tercer bol se coloca la harina que se va a emplear para empanar. Se ponen sobre la mesa todos los boles juntos, de izquierda a derecha, empezando por el de la harina, seguido del de las yemas batidas, para terminar con la mezcla de pan rallado. Se sazonan las pechugas de pollo con sal y pimienta y se pasan individualmente por cada uno de los boles, en el orden indicado (harina, yemas y mezcla de pan rallado), hasta que queden bien cubiertas.

Acabado y presentación.

En una sartén antiadherente se vierte un poco de aceite de oliva. Se deja calentar a fuego suave y, cuando el aceite esté caliente, se van colocando las pechugas en la sartén, donde se doran suavemente durante cuatro minutos por cada lado. Este plato se sirve con una ensalada de endibias con salsa de queso azul y anchoas y unos brotes de espinaca salteados.

PASO A PASO

1. Se preparan en tres boles la harina, el huevo y el pan rallado con avellana y queso.

2. Se rebozan los filetes de pechuga de pollo, previamente sazonados.

3. Se fríen las pechugas por ambos lados.

4. Se añade la guarnición de ensalada, que incluye espinaca salteada.

Mis trucos: Se puede sustituir el Idiazábal por cualquier otro queso que nos apetezca, pero conviene que sea curado y con sabor para que se note bien su esencia en el rebozado.