Tiempo de preparación. 60 minutos

Ingredientes. 125 g de mantequilla, 100 g de azúcar, 100 g de harina, 100 g de almendra en polvo y 2 manzanas de tamaño mediano.

Elaboración. en primer lugar se coloca una hoja grande de papel sulfurizado sobre la mesa en la que se va a trabajar este plato y se corta la mantequilla en dados.Se echan el azúcar, la harina y la almendra en polvo a un bol de cristal y se mezclan los ingredientes con la mano. A continuación, se frota la mantequilla con el polvo anterior con cuidado hasta que se haga una especie de grumos y se desgrana la mezcla con la palma de la mano.Se van dejando caer los granos de masa entre los dedos y se repite la operación.Cuando esta “arena” esté uniforme, se introduce en la nevera durante media hora aproximadamente, hasta que coja cierta consistencia. Mientras, se precalienta el horno a 180 C. Las manzanas se pelan y se vacían por dentro de pepitas. Cuando están bien limpias, se cortan en dados pequeños.Se engrasan unas flaneras, boles de cristal o unos platos de gratinar individuales y se reparte en ellos los dados de manzana.

Acabado y presentación. se cubre la manzana con el crumble o “arena” que hemos preparado, se mete en el horno y se cocina durante 12-15 minutos. Se saca del horno y se sirve caliente, con una crujiente costra por encima. En el momento de servir, se acompaña de un helado o sorbete y se adorna con unas hojas de menta y unas frutas del bosque.

PASO A PASO

1. Se preparan los ingredientes, después de cortar la mantequilla en dados.

2. Se mezclan en un bol el azúcar, la harina y la almendra en polvo, ayudándose con las manos.

3. Se desgrana la mezcla anterior y se tamiza con los dedos.

4. Se coloca sobre los dados de manzana y se hornea 12-15 minutos.

Mis trucos

Si al elaborar este plato queremos que el contraste con el crumble sea mayor, debemos elegir una manzana ácida, tipo Granny Smith, que a este postre le va genial.