Tiempo de preparación: 30 minutos

Ingredientes.

1 muxarra de 2 k

2 dientes de ajo

1 punta de cayena

Aceite de oliva, perejil picado, vinagre de sidra, tomate frito de buena calidad y sal.

Elaboración

Cortar parte de la cabeza de la muxarra, desescamar y desespinar bien, y dejarle las dos pieles. Limpiar bien el resto y abrirlo en libro (podemos pedir que nos hagan esta operación en la pescadería, si nos complica en exceso). Una vez abierto el pescado, masajearlo bien por todas sus partes con una gota de aceite y sazonar. Después, lo ponemos por la parte de la carne en una sartén grande o paella antiadherente con unas gotas de aceite durante unos seis o siete minutos. Dejar que se vaya haciendo a fuego medio sin tocarlo, dejando que el calor filtre bien por todas sus carnes. Darle la vuelta y dejarlo otros ocho o nueve minutos más por la parte de la piel, hasta que quede bien churruscada. Retirar del fuego.

Para la vinagreta de tomate: 

Mientras el pescado está al fuego, preparar la vinagreta. Verter para ello aceite en una sartén, filetear bien finos los ajos y añadirles la cayena. Cuando estén dorados y los ajos comiencen a “bailar”, añadir este refrito al pescado. En la misma sartén en la que hemos tostado los ajos, agregar un poco de vinagre de sidra e incorporarlo al pescado. Volcar el líquido de la paella en una sartén y volver a echarlo al pescado. Esto es lo que llamamos la operación de los vuelcos.

Acabado y presentación. repetir esta operación de los vuelcos tres veces más. Agregar el tomate frito al final, dejar que espese un poco y añadirlo al pescado. En el último vuelco espolvorear con el perejil picado.

Mis trucos: Esta receta se puede hacer con muxarra, o mojarra, o con cualquier otro pescado, sobre todo pescados blancos, como la lubina, que por la finura de sus carnes dan un resultado muy bueno