Ingredientes para 4 comensales. 16 dientes de ajo cortados en láminas finas, 80 g de aceite de oliva, 50 gr de pan de pistola en láminas finas, 1 guindilla seca, 1 pizca de pimentón de la Vera, 1 cucharada sopera de pulpa de choricero, 8 cucharadas soperas de salsa de tomate, 2 l de agua, 600 g de bacalao en dados de 3 x 3 cm, huevos y sal.

Elaboración. se calienta el ajo junto al aceite en una sartén hasta que empiece a bailar. Se agregan los trozos de pan y la guindilla seca y se remueve todo con una cuchara de madera durante unos diez minutos, aproximadamente. Pasado ese tiempo, se añade el pimentón de la Vera y se remueve, sin que se queme, durante un minuto a fuego no muy fuerte. Se añaden la pulpa de choricero y la salsa de tomate y se tiene dos minutos más sin parar de remover. Se vierte el agua y se cuece todo 30 minutos más a fuego lento.

Acabado y presentación. pasada la media hora, se agrega a la cazuela el bacalao cortado en tacos con la piel hacia arriba, sin que hierva. Se pone a punto de sal y se deja reposar durante unos cinco minutos para que se integren todos los sabores bien y el bacalao se acabe de cocinar. Con lo que sobra, al día siguiente se pueden añadir dos huevos batidos sin dejar de darles vueltas hasta que cuajen y así enriquecer el plato.

Mis trucos

Al añadir el pimentón hay que tener mucho cuidado con el tiempo y la temperatura del fuego. Si se quemase, amargaría todo el plato y tendríamos que volver a empezar otra vez todo el proceso de preparación.