Ingredientes para cuatro personas. 200 g de bacalao desmigado, 150 g de tocineta, 1 kg de guisantes frescos que, una vez limpios, deberían quedarse en unos 350 g (en su defecto, también puede emplearse esa misma cantidad de guisantes extrafinos congelados), 2 cebolletas cortadas en juliana, 200 g de nata para cocinar, 200 g de agua, una cucharada sopera de perejil picado, una pastilla de caldo de ave, sal y pimienta.

Elaboración. se limpian los guisantes retirándolos con cuidado de las vainas y lavándolos bien con agua fría para retirar cualquier resto de tierra. Se cuecen en abundante agua con sal durante 10 minutos. Una vez cocidos, se refrescan en agua con hielo. Si no tenemos esta verdura fresca, también se pueden utilizar unos guisantes extrafinos congelados que añadiremos después directamente al guiso. En otra cazuela se pone a hervir el agua y se agrega la pastilla de caldo de ave. Cuando haya cocido, se reserva caliente. Se corta la cebolleta en juliana fina. Por otra parte, en una sartén sin aceite se doran los lardones de tocineta durante 3 minutos. Se incorpora la cebolleta cortada a la sartén y se deja sudar junto con la tocineta 5 minutos más a fuego medio sin que coja color. Se añade el caldo a la sartén y se deja hervir suavemente hasta que el conjunto reduzca a la mitad.

Acabado y presentación. se vierte la nata en la sartén y se deja hervir 2 minutos más para que coja el sabor de la tocineta. Se agrega el bacalao y se deja hervir otros 2 minutos. Después se incorporan los guisantes. Se dejan cocer todos los ingredientes juntos otros 4 minutos a fuego pausado hasta que la salsa engorde. Se rectifica de sal, se espolvorea un poco de perejil picado por encima si se desea y se retira del fuego para servir inmediatamente. También se puede añadir alguna hoja de menta para decorar.