Ingredientes. 1 pollo de 1,2 kg, 8 patatas pequeñas, 2 cabezas de ajo, 2 cebollas, 20 g de aceite de oliva, 30 g de mantequilla, una pizca de agua, sal y pimienta. Además. 125 g de mantequilla (fría en dados).

Elaboración. se precalienta el horno a 160 C. Se salpimienta el pollo por dentro y por fuera. Se aplastan los dientes de ajo sin piel. Se corta la cebolla en juliana no muy fina. Se pelan y lavan las patatas. En una cazuela alta con aceite se agregan la cebolla, el ajo y las patatas y se mezcla. Luego se pone el pollo con las pechugas hacia arriba y se las frota con una nuez de mantequilla. Se tapa y se cuece 45 minutos. Se añade un poco de agua para que no se peguen las patatas. Pasado el tiempo, se sube el horno a 200 C y se cuece otros 30 minutos con la cazuela destapada y, en los últimos 15 minutos, con las pechugas hacia abajo.

Acabado y presentación. se retira el pollo, se coloca sobre una bandeja con rejilla y se cubre con papel de aluminio, al que se le hacen dos chimeneas. Se deja reposar 10 minutos. Se trocea y se sirve caliente, acompañado con el aplastado de patatas, cebolla, ajos y los 125 g de mantequilla en dados.

Mis trucos

Es esencial dejar reposar cualquier carne asada. En reposo, la carne redistribuye sus jugos de un modo más uniforme y queda así más consistente y mucho más sabrosa. No hay ni punto de comparación.