Ingredientes. 800 gramos de vainas, 400 gramos de tomate frito, 2 cebolletas, 3 dientes de ajo, 30 gramos de aceite de oliva virgen extra, 2 huevos, sal y pimienta.

Elaboración. se lavan y se limpian las vainas. le quitamos los hilos interiores y la punta de arriba y la de abajo. Se pela y se pica la cebolleta. Se pelan y se filetean los ajos. Echamos las vainas en agua ya hirviendo con sal y las cocemos durante unos 10 minutos, aproximadamente, con la olla siempre destapada para que la vaina no se oscurezca y se mantenga bien verde. Durante 8 si queremos que nos queden un poquito al dente.

En una cazuela se sudan las cebolletas y el ajo con los 30 gramos de aceite de oliva durante unos 7 minutos. Las sudamos tapando la cazuela para que el propio vapor del sofrito impida que las cebolletas y el ajo cojan color. No se debe echar más aceite del necesario, para que no quede grasiento.Se añade entonces el tomate frito, se mezcla bien con las cebolletas y los ajos y se cuece este conjunto otros 5 minutos. Se escurren después las vainas y se colocan en la cazuela con la salsa de tomate, añadiéndole un poco del agua de la cocción de las vainas; 2 o 3 cucharadas. Se mezcla bien todo y se deja otros 2 minutos al fuego, permitiendo que las vainas se estofen en el sofrito. Si la salsa queda muy espesa, se puede aligerar con un poco más de agua de la cocción de las vainas. Después se rectifican la sal y la pimienta.

Acabado y presentación. se escalfan unos huevos y se disponen sobre las vainas guisadas con tomate. La forma más sencilla de hacerlo es cascando dos huevos sobre las vainas, se tapa y, cuando haya cuajado, se sirve directamente.

Mis trucos

Al comprar las vainas, deben estar brillantes y tener un verde vivo, que estén tersas y que, al romperse, crujan (si se doblan fácilmente es una mala señal). También es importante que las semillas se noten poco.