Coliflor con bacalao al gratén

Una receta de Martín Berasategui para preparar en cuatro fáciles pasos un plato principal de coliflor con bacalao al gratén / Fotos: José Luis López de Zubiría

Tiempo de preparación: 50 minutos
Ingredientes para 4 personas

Ingredientes

  • 750 gramos de patatas peladas
  • 1 coliflor lavada y suelta en ramilletes
  • 500 mililitros de leche
  • 100 mililitros de nata líquida
  • 500 gramos de bacalao desalado en lomos
  • 1 pizca de mantequilla
  • 1 cebolleta pequeña picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 cucharada rasa de harina
  • 100 gramos de queso rallado
  • aceite de oliva y sal

Elaboración

1. Se enciende el horno con grill a 200 ºC. Mientras se calienta, se pone a hervir agua en una cazuela bien ancha, sazonando generosamente. Se cascan las patatas en pedazos hermosos con ayuda de un cuchillo afilado. Se sumergen las patatas y los ramilletes de coliflor en el agua y se cuece destapado unos 20 minutos o hasta que clavemos la punta de un cuchillo en la patata y no ofrezca resistencia.

2. Aparte, en una olla pequeña, se juntan la leche y la nata y se arrima a fuego suave. Se sumerge el bacalao y se mantiene a fuego lento unos 5 minutos. Se escurre el pescado y se reserva el líquido de cocción.

3. En un cazo bajo se derrite una pizca de aceite con la mantequilla y se sofríen la cebolleta y el ajo, removiendo bien durante 5 minutos. Entonces se incorpora la harina y se sigue removiendo, hasta hacer una papilla. Se vierte el líquido blanco de cocción del bacalao y se remueve para que se forme una bechamel, que coceremos a fuego suave durante unos 8 minutos, rectificando el sazonamiento.
Cuando estén hechas las patatas y la coliflor, las escurrimos del agua.

4. En una fuente que pueda estar a esa temperatura en el horno, se coloca una base generosa de bechamel y se alterna con capas de patata, coliflor y bacalao desmigado. Se termina con una capa de salsa bechamel y se espolvorea el queso. Se mete en el horno unos 10 minutos, hasta que gratine y haga una costra apetitosa.

Mis trucos

En su defecto podemos sustituir la coliflor por romanesco, brócoli o incluso un buen cogollo de repollo fresco, que le dará un punto rústico al gratén.

 


El vino

MARTELO 2012 copia

 

Martelo 2012. Con el fin de marcar un nuevo estilo en La Rioja Alavesa, tras 20 años de estudio del viñedo y de trabajo enológico, nace este interesante tinto que se ha convertido en el vino de finca más innovador y expresivo de la bodega Torre de Oña. Sabroso, equilibrado y muy elegante, combina con una variada gastronomía (21 euros). J. L. Recio