Crema de chocolate, coco y mandarina

Una receta de Martín Berasategui para hacer en cuatro pasos un delicioso postre a base de crema de chocolate, coco y mandarina / Fotos: José Luis López de Zubiría

Tiempo de preparación: 50 min+2 h nevera
Ingredientes para 4 personas

Ingredientes

  • 1 vaina de vainilla natural
  • 500 mililitros de leche de coco sin azúcar
  • 250 mililitros de jugo bien frío de fruta de la pasión
  • 250 gramos de chocolate blanco troceado
  • 250 gramos de chocolate con leche troceado

PASO A PASO

1. Sobre la tabla, con ayuda de un cuchillo bien afilado, cortamos a lo largo la rama de vainilla para poder extraer todos los granitos alojados en su interior, que rasparemos con la puntilla. En una cazuela añadimos los granitos y las dos medias ramas de vainilla raspadas, agregando la leche de coco y el jugo de fruta de la pasión.

2. Arrimamos a fuego muy suave, teniendo en cuenta que son elementos grasos que pueden agarrarse fácilmente al fondo si el calor fuera muy alto.

Removemos la mezcla con ayuda de una cuchara de madera, y en el momento que veamos aparecer tímidamente los borbotones retiramos del fuego. En un bol habremos colocado los dos chocolates en pedazos menudos, de forma que sobre ellos colaremos el líquido caliente, retirando las medias ramas de vainilla, que limpiaremos y emplearemos para otros usos.

3. Con la cuchara de madera removemos el chocolate, partiendo desde el centro y en pequeños círculos concéntricos, que iremos ampliando conforme la mezcla resulte y se convierta en una crema ligada.

4. Vertemos la crema en pequeños tarros o boles de cristal individuales, bien repartida, y dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de introducirlos en la nevera al menos dos horas, para que se enfríen.

Servimos las cremas acompañadas de un buen helado cítrico, el de mandarina le va de perlas. Podemos enriquecer aún más la presentación repartiendo por la superficie pequeñas galletas rotas o unas semillas de fruta de la pasión.

Mis trucos

Es recomendable sacar las cremas de la nevera media hora antes de comerlas, para que se atemperen y resulten mucho más sabrosas y ricas en el paladar.

 

El vino

Secastilla 2004. Reconocido en el International Wine Challenge Merchand Awards Spain como el Mejor Vino Tinto Español del año, este tinto de Viñas del Vero, D. O. Somontano, elaborado solo con garnacha del valle Secastilla, al pie del Pirineo, posee una personalidad propia y diferenciada y es pleno, redondo y envolvente (26 euros). Juan L. Recio