Un preparación, fácil, contundente y muy económica

Ingredientes para cuatro comensales. 800 g de panceta fresca, 150 g de zanahorias, 200 g de cebolleta, 6 dientes de ajo, 75 cl de vino tinto, 1500 g de caldo de carne, 800 g de patata cascada, perejil picado, aceite de oliva, sal y pimienta.

Elaboración. se corta la panceta en trozos de 3 centímetros de lado. Se pelan las zanahorias y la cebolleta y se pican en brunoise. En una cazuela con una pizca de aceite de oliva se ‘colorean’ los trozos de panceta. Se retiran del fuego y se reservan en un plato. Se echan en la misma cazuela las zanahorias, la cebolleta y el ajo -todo, bien picado- y se deja sudar durante unos 5 minutos. Se vuelven a añadir a la cazuela los trozos de panceta y se sazona, no antes. Se desglasa con el vino y se deja reducir el guiso unos 10 minutos. Se añade el caldo de carne y se cuece todo a fuego suave, a pequeños borbotones, durante 50 o 60 minutos.

Acabado y presentación. se pelan y lavan las patatas y se cascan en trozos grandes sobre el guiso. Se cuecen unos 40 minutos más o hasta que la patata y la carne estén tiernas. Se rectifica de sal y se añade el perejil picado al final junto con un hilo de aceite de oliva virgen.

Mis trucos

Nunca utilice para cocinar un vino que no se bebería. evite los que no tengan cuerpo ni sabor. Para esta receta sirve cualquier tinto joven, siempre que tenga la suficiente calidad.