Un soplo de aire fresco.

Ingredientes para cuatro personas. 500 g de yogur natural de buena calidad, 500 g de tomates maduros, 8 g de hojas de albahaca, 100 g de salmón ahumado cortado en dados pequeños, 20 g de aceite de oliva virgen extra, 50 g de pepinos pequeños cortados en rodajas de unos 2 mm de grosor, unas láminas de salmón ahumado para decorar, sal y pimienta.

Elaboración. se vierte el yogur en un bol y se bate hasta que tenga una consistencia cremosa. Se agrega el salmón cortado en tacos pequeños, se salpimenta, se remueve y se reserva en frío. Entretanto se escaldan los tomates en agua hirviendo unos segundos, se sacan y sumergen en agua con hielos para que la carne quede compacta y los frutos mantengan el color. Se pelan los tomates y se emplea solo la carne, que se corta en cuadraditos de un centímetro de lado (aproximadamente del mismo tamaño que los tacos de salmón). Se rocían los pedazos de tomate con aceite de oliva y se sazonan. Se corta la albahaca en tiras muy finas y se mezcla con el tomate. Se vierte esta mezcla sobre el mix de yogur y salmón y se remueve bien todo hasta que quede un conjunto homogéneo. Se introduce en la nevera al menos media hora antes de servirlo.

Acabado y presentación. cuando sea el momento de emplatar, se saca de la nevera, se remueve nuevamente y se reparte la mezcla de manera uniforme en cuatro copas de cristal. Se corta el pepino en rodajas finas de unos dos milímetros de grosor. Se decora cada copa con unas finas láminas de salmón y las rodajas de pepino por encima. Se remata el plato colocando unas hojas de albahaca encima de cada copa.

Mis trucos

Para pelar con facilidad los tomates, se les practica un corte en forma de equis en la parte inferior antes de escaldarlos . En el agua, las esquinas se enrollarán y bastará tirar de ellas para quitar la piel.