Tiempo de preparación. 35 minutos

Ingredientes. 10 palitos de bacalao desalado de un tamaño uniforme, 1 paquete de pasta brick y aceite de girasol para freír. Para la mayonesa de pimiento choricero. 150 g de mayonesa (preferiblemente, casera), 50 g de pulpa de pimiento choricero, 40 g de chistorra, 10 g de leche de coco, 10 g de vodka, sal y pimienta. Además.40 g de maicena y 25 g de agua.

Elaboración. De la mayonesa de pimiento choricero. en una cazuela con agua hirviendo se deposita la chistorra entera y se deja que cueza unos diez minutos. Se retira del recipiente y se reserva, desechando toda la grasa que haya soltado. Se corta el embutido en pedazos de unos dos centímetros de longitud y se colocan en un vaso de túrmix, donde se añaden la mayonesa, la pulpa del pimiento choricero, la leche de coco y el vodka.

Se tritura todo el conjunto hasta que la mayonesa resultante quede bien homogénea. Se pasa la mezcla por un colador fino o un chino y se pone a punto de sal y pimienta. Se tapa el vaso con papel film y se deja en la nevera hasta el momento en que se vaya a montar el plato. De los minibombones de bacalao. se cortan las barritas de bacalao por la mitad y se envuelve cada una de las 20 piezas con la pasta brick como si se tratara de bombones.

Acabado y presentación. se echa la maicena o harina de maíz en el agua y se mezcla hasta que se disuelva; ese será el ‘pegamento’ que emplearemos para pegar la pasta brick. Para ello se pintan con un pincel los extremos de la pasta y se pegan entre sí. Una vez que los hemos pegado, hay que dejarlos reposar unos minutos para que se adhieran bien y no se abran. A continuación se fríen los bombones en abundante aceite de girasol a 180 C durante dos o tres minutos. Se sacan de la sartén, se escurren bien y se sirven con la mayonesa de choricero.

Mis trucos

Para desgrasar la mayonesa, podemos hervir la chistorra pinchándola antes con las púas de un tenedor; así eliminamos el primer rastro de grasa. Una vez escurrida, la volvemos a hervir en agua nueva para eliminarla del todo.

LA SIDRA, por JUAN LUIS RECIO 

Pomarina Natural.Precio aproximado. 4,30 euros. Más avanzada técnicamente que la tradicional, esta sidra se sirve sin escanciar y equivaldría a un vino blanco. Su color es amarillo dorado, transparente, cristalino y brillante, con finas burbujas que se difuminan al ser servida en la copa. En nariz es potente, muestra su juventud y aromas de manzana y cítricos. Sus burbujas delicadas le dan frescura. Servida entre 7 y 10 C marida a la perfección con carnes suaves, embutidos, pastas, pescados, mariscos, verduras, quesos y sushi.