Una combinación explosiva.

Ingredientes. 2 solomillos de atún de unos 250 g, 500 g de hojas de espinaca, 50 g de mantequilla y 1 diente de ajo. Para la salsa especiada. 200 g de kétchup, 50 g de salsa de soja, 5 g de jengibre rallado, 10 gotas de tabasco, 1 cucharada sopera de cilantro picado (1 g) y 1 cucharada sopera de brotes de cebolleta joven picada (5 g).

Elaboración. se pela el diente de ajo, se pincha con un tenedor y se frota bien con él el fondo de la cazuela. Se agrega la mantequilla y, seguidamente, las espinacas. Se cuece a fuego vivo durante un minuto y se reserva. Si la espinaca suelta mucha agua, será necesario escurrirla antes de emplatar. En paralelo, se coloca en el fuego una sartén antiadherente y se marca el atún por sus dos caras, aproximadamente unminuto y medio por cada lado. Es mejor no sazonar ni la espinaca ni el atún, debido a que la salsa de kétchup y lasoja ya contienen un alto porcentaje de sal. Aunque si vemos que no tiene el punto de sazón correcto, podemos rectificarlo. Para la salsa especiada. 2 se mezclan en un bol el kétchup, la salsa de soja y el tabasco. Se añaden el jengibre rallado, el cilantro picado y la cebolleta joven picada y se remueve todo bien hasta obtener una salsa homogénea.

Acabado y presentación. se coloca en la base del plato una cama de espinaca, sobre esta se pone el atún y se salsea el conjunto con la salsa de kétchup especiado por encima. Se puede acabar adornando el plato con unos brotes de canónigos o berros.