Un delicioso postre.

Ingredientes. 250 g de leche entera, 250 g de nata, 6 yemas de huevo, 40 g de az car y 2 ramas de canela.

Elaboraci n. se precalienta el horno a 90 C. Se ponen en un cazo la leche entera, la nata, el az car y las dos ramas de canela partidas en trozos. Se arrima el cazo al fuego y se lleva a ebullici n. Cuando haya dado un hervor, se retira de la lumbre, se cubre con papel film y se deja infusionando unos diez minutos. Pasado ese tiempo, se pasa por un chino y se reserva. Por otro lado, se baten las yemas de huevo en un bol con unas varillas y se vierte sobre ellas la preparaci n anterior. Es importante que la mezcla est fr a para que las yemas no cuajen.

Acabado y presentaci n. se mezcla bien y se coloca la preparaci n en peque os vasitos aptos para el horno. Se cuecen a 90 C durante una hora. Se retiran del horno y se dejan enfriar en la nevera un m nimo de dos horas hasta que la mezcla cuaje bien y coja consistencia.Estos vasitos de canela se pueden acompa ar con unas galletas Oreo rotas o con cualquier otro tipo de ‘arena’ de galletas un poco consistente.

Mis trucos

Cuando utilicemos la canela, es mejor desmenuzarla y romperla con la punta de los dedos. Si luego vamos a tener la posibilidad de recuperar sus duras astillas, disfrutaremos doblemente de su olor en el puchero y en nuestras manos.

Reinos de humo, por Benjam n Lana

Pescateros

Solemos revolver Roma con Santiago hasta dar con el mejor cardi logo o pediatra. Interrogamos a amigos y buscamos la opini n premium de alg n conocido en el sector sanitario. Un papel con un nombre bien recomendado es un tesoro. Sin embargo, no todo el mundo se preocupa tanto por otro profesional en cuyas manos tambi n ponemos la salud de la familia y miles de horas de placer. Les hablo de los pescateros. Los buenos empiezan a escasear como los atunes en las almadrabas. Diestros que conocen como un catedr ?tico la fisiolog a de cada especie, su poca de freza y los meses en los que sus carnes est ?n m ?s suculentas, profesionales dispuestos a dejar de ingresar unos euros para mantener inc lume la confianza edificada con muchos a os de madrugones inhumanos.

Me emociono cada vez que encuentro un eviscerador fino y respetuoso con el animal, uno de esos que oficia con un arte m ?s cercano al del cirujano que al del matarife. Un separador de lomos de faena precisa y elegante, como torero en Vistalegre. Un hombre honrado en la frescura y en la procedencia que escucha al comprador antes de tirar de cuchillo ?estas vacaciones un pescatero de escasa escuela raj por la mitad una preciosa ventresca de bonito para vaciarlo!.En el acervo popular, los pescateros sobre todo, ellas ten an fama de malhablados, pero, en realidad, son licenciados en psicolog a, lectores de deseos y posibles para saber si la compra va de celebraci n o de apuro econ mico no confesado.Si ha encontrado uno bueno, d gracias a Dios, cu delo y comp ?rtalo.

El vino Flor de Vetus 2013. Elaborado con verdejo segoviana de la D. O. Rueda, este blanco demuestra personalidad y car ?cter. De color pajizo brillante, es fresco y arom ?tico en boca y se suceden en nariz varios aromas de fruta tropical, con toques c tricos y una gran expresividad. La tinta termocr mica de su etiqueta cambia de color cuando llega a su temperatura de consumo. 7 . J. L. RECIO