Delicioso entrante vegetal

Ingredientes. 250 g de aguacate, 50 g de cebolla, 15 g de zumo de lim n, 100 g de tomate, 6 tomates cherry, guindillas encurtidas, 1 cucharilla de cilantro picado, tabasco, sal y pimienta. Adem ?s. 1 bote de anchoas en aceite, 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, 2 dientes de ajo fileteados, media guindilla fresca picada, 1 endibia y hojas de perifollo.

Elaboraci n. se pica la cebolla en dados peque os y se escaldan los tomates para quitarles la piel. Luego se cortan en dados de 0,5 cm. Se pisa el aguacate con un tenedor. Se mezcla la cebolla con el tomate y el aguacate. Se a aden el zumo de lim n y las guindillas picadas, se salpimenta y se agregan el tabasco y el cilantro picado. Se cubre con papel plata y se refresca en la nevera durante una hora. Se mezcla bien y se sirve con los tomates cherry, cortados por la mitad, por encima. Se extienden las anchoas en un plato. Se calienta el refrito de ajos, la guindilla picada y las 3 cucharadas de aceite de oliva en una sart n. Cuando el ajo tome un color anaranjado, se retira del fuego y se deja enfriar.

Acabado y presentaci n. se vierte el refrito sobre las anchoas y se deja marinar unos 15 minutos. Se deshoja la endibia, se le quitan las primeras hojas si est ?n malas, se rellenan las hojas con un poco de guacamole y se ponen un par de anchoas marinadas. Se decora con unas hojitas de perifollo.

El vino

Le Domaine 2013 La bodega Abad a Retuerta, en Sard n de Duero, vendimia desde 1998 cepas de sauvignon blanc. Tras diez a os de investigaci n crea este blanco de guarda del terroir, con gran cuerpo, untuoso y un final fresco y delicado. ?nico en la zona, desarrollar ? su potencial en estos a os. 21 eruos. J. L. Recio.

Reinos de humor, por Benjam n Lana

Comer ‘off line’

El mundo digital es todav a imperfecto, gracias a Dios. Hay porciones de realidad que no se pueden capturar, enviar ni consumir a trav s de una pantalla. No es posible paladear, degustar o quitarse el hambre virtualmente. Los restaurantes que triunfan de verdad siguen ofreciendo producto anal gico.La cocina lleg antes que otras disciplinas al concepto de ‘tecno-emoci n’, gracias a Ferran Adri ?, pero ni Google ha logrado sustituir la experiencia real de sentarse ante un plato y una botella. No quiero imaginarme d nde estar amos si fuera posible cenar en El Celler de Can Roca sin salir de casa ni mover la mand bula. Qu quieren que les diga. Me encanta esta singularidad de nuestro vicio-pasi n. Hay de casi todo virtual. bancos, agencias matrimoniales, tiendas hasta sexo, ?pero no Vega Sicilia ni tortilla virtual!

El rodaballo a la parrilla de Elkano de Guetaria, la gamba roja de Denia o el jam n que Joselito seca en Guijuelo son imbatibles en versi n original. O te los comes o no te los comes. No hay sustitutivo. Y creo que a Apple le falta mucho hasta lograr una experiencia como la de esas tres sensaciones grasas en la boca. Hay esperanza.Me encanta almorzar con amigos cuando no hay Wi-Fi y apenas cobertura de m vil. Disfrutar de la charla y la ingesta sin que nadie pueda monitorizar ni trackear salvo el que cobre la cuenta cu ?ntas croquetas de jam n llevamos engullidas o si nuestro consumo per c ?pita de garnacha de Alfaro, amontillado de Jerez o destilado a ejo de la brit ?nica Escocia es superior a la media de nuestro target.

@uncomino