El ritual del té matcha

Reinos de humo

Es una bebida que marca tendencia. Desde Japón, el té matcha se expande por el mundo. Un té verde en polvo que tiene su origen en China, pero que fue adoptado por las clases altas de la sociedad japonesa allá por el siglo XIV. En torno a él se sigue celebrando un mágico ritual, la ceremonia del té, que representa como pocos la sabiduría y la forma de ser del pueblo japonés. Prepararlo es todo un arte. El matcha se obtiene de la hoja del té verde que, tras un proceso especial de cultivo, recolección y secado, se muele para obtener un polvo fino de intenso color verde. Además de sus muchas propiedades, que van desde cualidades antioxidantes hasta reducir el estrés, tiene un sabor característico, muy vegetal. También se adapta muy bien a la gastronomía. Lo pudimos ver en una deliciosa ponencia sobre la cocina del té a cargo del maestro Tomoya Kawada en la última edición del congreso Reale Seguros Madrid Fusión. De ahí que sea fácil ahora encontrarlo en numerosos productos, desde bizcochos hasta helados, y grandes cadenas especializadas en café e infusiones lo ofrecen como tendencia. Incluso se ha incorporado a una tónica elaborada por Schweppes, la marca líder del sector. Una peculiar bebida que aporta exotismo y colorido al manido gin-tonic y que combina bien con otros destilados como el pisco, el tequila blanco o el vodka. Innovación a partir de la tradición.