Nací en Aviá (Barcelona) hace 34 años. Soy el único español que ha ganado tres veces el rally Dakar (en la categoría de motos en 2006, 2009 y 2011). Me gustaría escribir un libro y practicar vela cuando deje la moto.

XLSemanal Hace tres meses que acabó el Dakar. ¿Está recuperado? Marc Coma Sí, sí. Tardé 15 días en recuperarme, y algún bajón que otro te sigue dando. Es que acabas destrozado. Tienes que descansar del todo. XL. ¿Cuánto duerme durante la carrera?M.C. Intento dormir un mínimo de seis horas diarias, pero es tal el esfuerzo que llegas muy justito al final.XL. ¿Y la comida?M.C. Desde que corremos en Suramérica esto ha mejorado mucho, pero el almuerzo te lo saltas. Desayuno y ceno todo lo que puedo, eso sí.XL. ¿Cada cuánto le preguntan si está bien de la cabeza?M.C. Cada vez menos [se ríe]. Si buscas superarte, el Dakar es muy atractivo.XL. ¿Piensa a menudo. ¡Dios qué infierno, ya no puedo más! ?M.C. En muchas ocasiones, pero es que es un sufrimiento con gusto XL. Hay quien define así masoquismo M.C. [Se ríe] Hombre, no soy un faquir, pero me gustan los grandes retos. Tú sigues, te ves más y más cerca, llegas y te sientes lleno. XL. Y al rato le dicen que ha muerto un piloto, un amigo M.C. Sí, pasas de la alegría a la tristeza en un segundo. Un accidente aquí casi siempre tiene consecuencias graves, o gravísimas. Todo es exagerado. Es como la mili multiplicado por diez. Curte.XL. Tras ganar tres veces el Dakar, ¿qué le queda, la fórmula 1, a lo Valentino Rossi?M.C. Ganar una cuarta vez estaría bien [se ríe]. Los coches me atraen, pero la F-1 no es una opción precisamente. XL. Nunca ha ganado dos años seguidos. ¿Se relaja uno? M.C. Ha sido mala suerte [pausa]. Pero ocurre que ganar es, un poco, el final del camino y mantener la motivación cuesta.XL. Tras su primera participación, ¿no se le quitaron las ganas de volver?M.C. Mira, nunca había estado en África ni había pisado un desierto, corrí en un equipo pobre; me superó todo, pero me moría por volver [se ríe].XL. Empezó a competir, en motocross, con 15 años. Todo un viejo, ¿no?M.C. [Se ríe] Para lo que se estila ahora, sí. Hoy hay campeones de España de esa edad. No fui el típico niño al que ponen en la moto a los cuatro para que sea campeón mundial y con ocho ya compite. n

Un clásico La verdad es que desayuno todos los días de la semana lo mismo, un clásico. una tostada de pan con tomate y jamón encima.