Es difícil pensar en una película o serie españolas de los últimos veinte años en la que no esté alguno de ellos. Javier Cámara, Jesús Bonilla, Santiago Segura, Antonio Resines y Jorge Sanz , Fernando Trueba los ha reunido en ‘La reina de España’, secuela de ‘La niña de tus ojos’. Por Virginia Drake

Javier Cámara: “A mí me gusta  probar, pero a  Hollywood voy siempre con billete de ida y vuelta”

Es el nuevo del grupo. No estaba en La niña de tus ojos, pero ahora su personaje en La reina de España les roba protagonismo a los demás. Y es que no hay película que pretenda funcionar en la taquilla de nuestro país y no cuente con Cámara. Y además, a punto de cumplir los cincuenta, se lo empiezan a disputar también fuera.

javier camara xlsemanal

XL. Cuando Trueba le dijo «ven»…

J.C. … yo dije. «Da igual lo que quiera de mí: le digo que sí». Estaba dispuesto a llevar el café a todos. No esperé ni a leer el guion.

XL. ¿Cómo fue ser el nuevo del reparto?

J.C. Muy fácil. Desde el minuto uno ya formaba parte del grupo, y eso que yo soy un primo segundo y, además, bastardo [ríe] porque soy raro en esta familia.

XL. ¿Pero lo han tratado bien?

J.C. Increíblemente bien. A mí me bastaba con escuchar las anécdotas que contaban sentados en el lobby del hotel, en Budapest, donde hemos rodado. Ha sido extraordinario.

XL. Si antes venían los americanos a rodar a España, ahora parece que en Hollywood hablan español.

J.C. No lo sé, he ido poco a Hollywood. Mis producciones extranjeras se ruedan en Roma y en Colombia. A Hollywood voy siempre con billete de ida y vuelta.

XL. Su proyección internacional ha despegado. Participa en la serie El joven Papa, con Jude Law, y acaba de fichar en la serie de Netflix Narcos. Después de Bardem y Banderas… ¿Cámara?

J.C. No hay duda de que ellos abrieron brecha, pero parece que trabajar en el extranjero lleva obligatoriamente hacia EE.UU. Y no. Hay más sitios. Y muy interesantes.

XL. ¿Es de los que piensan que «como en casa en ningún sitio» o cree que fuera se trabaja mejor?

J.C. A mí me gusta viajar, salir del confort, conocer otros países e intentar, a veces mediocremente, hablar otras lenguas. Hay que reinventarse. Probar.

XL. No es el prototipo de galán. ¿Es más difícil exportarse sin un físico importante?

J.C. Si te llaman, es porque buscan a actores que encajen en sus proyectos. Eso es lo que importa. Fuera tienen información de muchos actores españoles. No sé si sorprende, pero es así.

XL. No hay película que se precie que no cuente con usted. ¿Dice muchas veces que no?

J.C. Ahora mismo es difícil para mí decir que no porque me ofrecen proyectos preciosos. Pero esto puede cambiar mañana mismo…

Antonio Resines: “Dimití de la academia porque no estaba a gusto”

resines xlsemanal

A sus 62 años, Resines ha hecho de todo en el cine y la televisión españoles, desde las comedias más inolvidables (Amanece que no es poco) y las tragedias más elogiadas (La buena estrella) hasta las series más vistas (Los Serrano). Carrera que hace dos años ‘remató’ al presidir la Academia de Cine. Aunque solo duró un año. Ahora vuelve con Trueba, a quien conoce desde que estudiaban juntos Periodismo.

XL. Hace cuatro años, Trueba los llamó para reunirlos de nuevo.

A.R. Era verano y nos reunió en su casa para leer el guion. Aquello tenía mérito porque habíamos sobrevivido todos y no faltaba nadie.

XL. ¡Pero… hombre!

A.R. Bueno, no digo ninguna tontería. el que más y el que menos ha tenido sus problemillas en este tiempo.

XL. ¿No hay piques entre ustedes?

A.R. No, nada; somos todos muy distintos y no competimos.

XL. La Reina Letizia apareció durante el rodaje de La reina de España. ¿Cómo fue?

A.R. Apareció el último día de rodaje. Nos quedamos todos asombrados porque no teníamos ni idea de que iba a aparecer. Estuvo un rato con todos y luego se fueron en coche las dos reinas juntas. Penélope (Isabel la Católica) y ella. Se hicieron un montón de fotos y hasta el ¡Hola! tituló en portada: «Las dos reinas de España».

XL. En los años cincuenta venían los americanos a España a rodar. Ahora son los españoles los que se van fuera porque aquí es muy caro.

A.R. Nos vamos a rodar a Irlanda, a Hungría… a países que tienen desgravaciones fiscales. Voy a dar un poco de caña. ¡a ver si se les mete en la cabeza a nuestros políticos que el cine genera riqueza y empleo para mucha gente! Y, además, mostramos nuestro país al mundo. ¡Es de cajón!

XL. ¿Qué pasa en la Academia de Cine que los tres últimos presidentes han dimitido?

A.R. Ha sido por razones distintas. Yo lo hice porque no trabajaba a gusto. Yo creo que la estructura de gobierno de la Academia no es la adecuada.

XL. ¿Qué tal fueron las relaciones con el Gobierno cuando fue presidente?

A.R. En la última
etapa, buenas; salvo por el tema del IVA, que es una cosa asombrosa porque todo el mundo dice que le parece muy mal, pero nadie lo quita. El problema es que ningún Gobierno piensa que el cine y la música son cultura. Nos meten en el paquete de espectáculos, como el fútbol. ¡Y no es lo mismo, señores!

Jesús Bonilla: “Somos como una tribu, una  familia. Nos conocemos tanto…”

jesus bonilla xlsemanal

Tan acostumbrados estamos a verlo en papeles de perdedor atribulado, que se nos olvida que Bonilla es un licenciado en Química, titulado en la Escuela de Arte Dramático y uno de los actores cuyo teléfono no ha dejado de sonar jamás. A sus 67 años, quería descansar un año tras someterse a una intervención quirúrgica y no ha podido… han cerrado El chiringuito de Pepe, su última serie, pero ya tiene nuevo papel, ahora en el teatro.

XL. Oiga, es usted Químico. ¿Qué hace metido a cómico?

J.B. Cuando terminé Químicas, me presenté a los exámenes de ingreso de la Escuela de Arte Dramático, esperando no pasarlos, y los aprobé. En cuanto empecé a ir a clase, ya no hubo vuelta atrás.

XL. ¿Sus padres lo celebraron?

J.B. ¡Para nada! Ni te cuento el disgusto que se llevaron, sobre todo al principio, cuando hacía teatro independiente… Pero, conforme empezaron a llegar los éxitos, lo fueron encajando.

XL. El papel de su vida fue el de Los Serrano?

J.B. No tengo una idea clara sobre eso. Con casi todos los papeles me lo he pasado muy bien. En Los Serrano nos reímos mucho. Teníamos que repetir las escenas un montón de veces porque antes de acabar ya se estaba riendo Resines. Es el mejor espectador. Con él se tarda el doble en rodar, pero te lo pasas muy bien.

XL. Hábleme de sus compañeros de reparto.

J.B. ¿De esos? De esos no puedo hablar, son como mis hermanos. Nos conocemos tanto…

XL. Pues hable del nuevo.

J.B. ¿De Javier Cámara? Será nuevo en este reparto, pero lo conozco desde que nació [ríe]. Santiago, Resines, Cámara, Jorge Sanz… son todos grandísimos actores y mejores personas. A Jorge prácticamente lo hemos criado entre todos. Somos una tribu, una familia.

XL. ¿Somos los españoles tan simples como los personajes de las comedias de situación?

J.B. Cuando la gente se ríe, es porque se identifica con lo que ve. La parodia está basada en la realidad. No nos inventamos las cosas, aunque las llevamos al límite.

Jorge Sanz: “Lo raro es que estemos todos vivos”

jorge sanz xlsemanal

Es el más joven del grupo y, aunque tenga 47 años, siempre será «el hermano pequeño». Su carrera ha sufrido varios altibajos, y algunos ‘bajos’ fueron tan notables que él mismo se ríe de ellos en la serie ‘¿Qué fue de Jorge Sanz?’ Pero sus ‘altos’ incluyen algunos de nuestros filmes ya clásicos, como ‘El año de las luces’, ‘Amantes’, ‘Belle époque’ o ‘Si te dicen que caí’, que le valió el Goya.

XL. Los mismos personajes se vuelven a reunir en esta película, 18 años más mayores.

J.S. Nos han arrollado 18 años, sí, y lo raro es que estemos todos vivos. Ha habido un par de amagos en el grupo, toco madera, y yo estoy entre ellos.

XL. ¿Qué le ha pasado?

J.S. Hace unos años tuve muy serios problemas cardiovasculares.

XL. La mala vida, que pasa factura? [Risas].

J.S. ¿Mala? Digamos que he llevado una vida muy disipada desde los 16 años [ríe]. Y eso se paga y ahora me toca decidir si ir para un lado o para otro. De momento estoy haciendo deporte… por si acaso.

XL. ¿Se hizo el duro cuando le propusieron volver a rodar juntos?

J.S. A Fernando Trueba nunca se le dice que no a nada ni se negocia con él. Me llamó y me dijo. «Jorge, estoy juntando a la banda». Y ahí fui sin dudar.

XL. ¿Cuántos años lleva trabajando con gran parte de este grupo?

J.S. Caí en sus manos en el año 96, con 16 añitos, cuando todavía no sabía lo que quería hacer con mi vida. si actor de cine o militar como mi padre y mi hermano. Mi padre es coronel…

XL. Pues sí que hay diferencia, sí.

J.S. Es que con 16 años no sabes nada de la vida. Entonces caí en manos de Fernando y me fui a Portugal a hacer El año de las luces y me enseñó lo bonito de este oficio. trabajar para los demás, para hacerles reír, para entretenerlos…

XL. Cuenta Trueba que, cuando empezó a escribir el guion, hizo trajes a la medida de cada uno de los actores y que se reía imaginando la interpretación.

J.S. En mi caso ha sido así con seguridad. Torralaba es un traje a la medida maravilloso, es un pijamita hecho para mí en La niña de tus ojos. Cada vez que me meto en ese personaje, me vuelvo loco y me divierto una barbaridad.

XL. Solo le falta decir que está dispuesto a pagar por trabajar con la banda.

J.S. Ya me doy cuenta y no conviene hablar tan claro porque luego la gente se cree que no trabajamos y que todo es una juerga. En esta película hemos trabajado un montón y se nota.

Santiago Segura: “A mí el siguiente Goya me lo darán ya a los 90 años, el honorífico”

santiago segura xlsemanal

Actor, guionista, director, productor, presentador e, inevitable-mente, Torrente. Segura, nacido en Carabanchel hace 51 años, está marcado y ha marcado el cine español con un personaje con el que ya ha hecho historia. Pero, además, ha participado en 60 películas dentro y fuera de nuestras fronteras.

XL. ¿A usted se le entregan tan incondicionalmente los actores como a Trueba cuando los llama?

S.S. No creo. Pero sí que me gusta crear un buen clima en el rodaje. Que estés trabajando no significa que estés sufriendo, aunque muchas veces pasa por ahí la cosa.

XL. Es usted un experto en Premios Goya…

S.S. Experto, tampoco; pero digamos que son muy buenos los que tengo porque son de esos que no te los pueden volver a dar otra vez. al corto, al actor revelación y al director novel. O sea, que voy bien. Los otros no sé si los conseguiré alguna vez. Yo siempre digo que el siguiente ya será a los 90 años, el honorífico «por toda una carrera».

XL. Sus compañeros de troupe dicen que es usted un pájaro de cuidado.

S.S. Que estos -amigos- digan eso de mí es muy notorio porque ellos sí que son unos elementos que tener vigilados. Quitando a Javier Cámara, que es el más normal de todos, el resto -Bonilla, Resines y Sanz- se libran porque se dedican a esto, porque si no estarían delinquiendo. Son gente muy peligrosa y muy poco fiable [risas]. Como los conozco bien, intento que no se me suban a la chepa.

XL. ¿Hay que ser muy valiente para producir hoy día en España?

S.S. Sí, hay que ser muy muy valiente. Cristina Huete, la mujer de Trueba, lo ha sido. Esta es una película muy arriesgada porque está hecha para nuestro mercado, que es pequeño en términos económicos. No está hecha como la película de Bayona, rodada en inglés, para que se vea en todo el mundo y para que no sea tan -riesgosa- [ríe].

XL. ¿En qué está metido ahora?

S.S. Acabo de regresar de Argentina, donde he rodado dos películas. Solo se vive una vez y Casi leyendas.

XL. ¿Y habrá un Torrente VI?

S.S. No tengo ni la menor idea. Si fuera por mí, lo haría. A mí me gustan, pero no todo el mundo está de acuerdo. los hay que aborrecen a Torrente. Pero está claro. para gustos, colores.