25 años en lo más alto de la profesión no son producto de casualidad, sino del tesón y la inteligencia. En medio de los preparativos navideños, Nieves Álvarez hace un alto para charlar con nosotros de todo, también de su reciente separación. Por Elena Castelló / Estilismo: José Herrera

La navidad o, al menos, diciembre tienen un lugar especial en la memoria de la modelo Nieves Álvarez (Madrid, 1974). Nieves empezó su carrera con 17 años, cuando al salir del colegio, con su uniforme, un agente de Elite Model le preguntó si quería ser modelo. En 2002 se casó con el fotógrafo italiano Marco Severini, al que conoció con 18 años -él tenía 31-, padre de sus tres hijos -Adriano (2005) y los mellizos Brando y Bianca (2007)-. La pareja se separó hace un año y medio y generó cierto revuelo por su imagen de pareja ‘perfecta’.

Pero su recuerdo relacionado con la Navidad se remonta mucho más lejos, a la infancia, y no tiene que ver con la celebración, sino con el trabajo duro: el que hacían sus padres, dueños de un negocio de ultramarinos, que en estas fechas alcanzaba un ritmo frenético. Nieves ayudaba a hacer cestas y poner los lazos. «Mi padre trabajaba hasta la madrugada -cuenta-. Era un momento muy fuerte para el negocio y todos ayudábamos». Su voz es suave, pero ríe mucho y revela un sentido del humor franco y natural, que a primera vista no es fácil de asociar con su elegancia un punto distante.

“Tiene que pasar algo gravísimo, y en nuestro caso no ha pasado, para romper con una persona y no querer volver a verla. El padre de mis hijos estará en mi vida para siempre”

Nieves Álvarez es una de las pocas modelos españolas que puede presumir de haber trabajado con los maestros: Yves Saint Laurent, Lacroix, Ungaro. Hoy sigue trabajando con Stéphane Rolland y acaparando portadas y campañas de publicidad, pero ha diversificado su carrera con el diseño de ropa para niños con su marca N+V y la televisión, como presentadora de un programa de moda.

XLSemanal. Pues hay mucha gente que tiene de usted la imagen de niña ‘pija’.

Nieves Álvarez. Ni pija ni nada [risas]. Yo soy una ‘curranta’. Es lo que se vivía en mi casa, la de una familia normal, de clase media. No nos faltaba de nada, pero mis padres trabajaban de la madrugada a la noche. Yo he visto el esfuerzo con el que nos han sacado adelante. Mi tenacidad me la inculcaron ellos. Nadie te va a regalar nada. Te lo tienes que trabajar tú. Aunque luego la Navidad era siempre la Navidad.

nieves alvarez xlsemanal navidad (3)

Traje: Justicia Ruano / Collar: Paola Q / Zapatos: Aquazzura / Anillo: Luxenter

XL. ¿Hoy la celebra a la italiana o a la española?

N. Á. ¡A mi casa viene todo el mundo! La Befana -la bruja italiana que trae los regalos-, los Reyes Magos, Papá Noel. La celebro con mis padres, como siempre. Me gusta arreglarme, pero de forma sobria, pantalón de talle alto, una camisa negra o un vestido sencillo con unas bailarinas. Y tiro de capón precocinado, porque no sé ni me gusta cocinar [risas]. La vivo más por los niños, no soy una persona muy de la Navidad. Creo que hay un espíritu consumista un poco agotador.

“La Navidad la celebro con mis padres. Y tiro de capón precocinado, porque no sé ni me gusta cocinar”

XL. Eso de que es una chica tranquila y conservadora es otro tópico.

N. Á. Sí, ¡otro tópico! Igual que el de «modelo igual a tonta». Yo de tonta tengo cero [risas]. Soy una mujer de mundo y de mente muy abierta. Eso sí, ¡soy buena chica! [Risas]. Y estoy muy orgullosa de decirlo. Pero lo de tranquila. ¡pues tampoco! Yo sé dónde tengo que estar tranquila o dónde puedo bailar y divertirme.

XL. Pero no le gustaba ir a las fiestas cuando empezaba.

N. Á. Sí, es verdad. Yo era muy disciplinada. Pero no sé si hice bien o mal, porque muchas veces conocer a alguien en un ambiente distendido es mucho mejor que hacerlo en el estricto momento de enseñar tu book. Pero es que era muy tímida, aunque luego me transformara delante de la cámara.

nieves alvarez xlsemanal navidad (4)

Vestido: Escada / Zapatos: Aquazzura / Pendientes y pulsera: Joaquín Berao / Anillo: Bvlgari

XL. Quizá eso la protegió de peligros.

N. Á. ¡Pero es que ese es otro tópico! Porque hay drogas en mi profesión y en muchas otras, es algo que está en la calle, en el mundo. No te puedes esconder en tu casa por si te ofrecen. Y a mí, en 25 años de profesión, jamás me han ofrecido nada. ¡Nada! Quizá también sabían a quién se lo podían ofrecer y a quién no. Yo creo que lo importante es saber lo que quieres y saber decir que no.

XL. ¿Nunca se rebeló?

N. Á. Es cierto que en unas situaciones tenía clarísimo que no es no, pero en otras doy demasiado. Por intentar que todo el mundo esté bien, doy, doy y, al final, me apago, me consumo. He oído mucho eso de que «es que Nieves es tan buena.». Un día la cabeza me hizo ‘clic’. Me cansé. No es que cambies. maduras. Y no es que seas mala, es que todo tiene un límite, no puede ser que te absorban toda la energía.

“Durante meses he estado mal por mi separación. Lees cosas increíbles”

XL. ¿Le ocurría en sus relaciones personales?

N. Á. Me he vuelto mucho más exigente en el trabajo y con las amistades, sé perfectamente las que quiero a mi lado y las que no. Cuando tienes una vida demasiado expuesta al público, tienes que hacer balance, para que no te afecte todo, y yo lo he encontrado. Me ha costado, pero lo he encontrado [risas].

nieves alvarez xlsemanal (1)

Vestido: Zuhair Murad / Collar: Bvulgari / Bolso: Yliana Yepez

XL. ¿Se ha sentido poco respetada por los comentarios que ha generado su separación?

N. Á. Yo soy quien soy por mi trabajo, no por haberme casado con… o ser novia de. Me casé muy joven, siempre he estado con la misma persona, nunca he generado ese morbo. Al principio me afectó muchísimo, durante meses he estado mal, porque no estoy acostumbrada a estar en boca de todos, a leer cosas increíbles. No todo vale. Ahora intento vivirlo con risas. Mis hijos están bien, eso es lo que importa.

XL. Luego, su separación se ha visto como algo modélico.

N. Á. Una separación civilizada es lo que debe ser. No somos ejemplo de nada. Tiene que pasar algo gravísimo, y en nuestro caso no ha pasado, para romper con una persona y no querer volver a verla. El padre de mis hijos estará en mi vida para siempre.

XL. Decía que empezó muy joven su relación. ¿Cree que eso es perjudicial?

N. Á. Yo solo puedo decirte una cosa, y es que ha sido una experiencia que ha merecido la pena.

nieves alvarez xlsemanal navidad (1)

Vestido: Dsquared2 / Zapatos: Stuart Weitzman / Pendientes: Helena Nicolau / Anillo: Aloló

XL. Siempre ha dicho que le fascinaban los tejidos, el oficio del creador.

N. Á. Quizá porque lo viví con el más grande. Yves [Saint Laurent] era tan perfeccionista. Me fascinaba ese afán de buscar lo mejor. Yo siempre decía que era como la religión Saint Laurent. Salías y te paseabas delante de él hasta que pronunciaba la palabra mágica: «photo», que significaba que el look estaba perfecto.

“Por intentar que todos estén bien, doy, doy, doy y, al final, me apago, me consumo”

XL. En su profesión hay mucha presión con el aspecto físico. Usted sufrió anorexia en la adolescencia.

N. Á. Pero no creo que sea una presión del mundo de la moda, es una presión social. La gente se retoca con el teléfono las fotos de las redes sociales y no son modelos. La anorexia no tiene nada que ver con la moda. Son problemas que van más allá, que tienen que ver con la adolescencia, con la identidad, guerras con el mundo que tienes en tu cabeza que te llevan a ese agujero negro. Cuando me propusieron ser modelo, eso me ayudó. Sí, para mí fue mi salvación.

nieves alvarez xlsemanal navidad (2)

Vestido: Schiaparelli / Pendientes, reloj y anillo: Bvlgari

XL. Otra cosa que ha sorprendido es que opine de política con naturalidad.

N. Á. Bueno, soy ciudadana, voto, pago mis impuestos y tengo derecho a opinar. Y no sé por qué tiene que ser un tabú. Parece que si eres de un lado, es cool decir tu opinión política; si eres progre, parece guay decir lo que piensas. Si dices otra cosa, te tienes que callar. Yo creo en mi país. Y no veo por qué me tengo que callar.

XL. ¿Entonces usted no es progre?

N. Á. Bueno, yo soy una mujer de mundo [risas]. Quiero decir, que se tiende a descalificar algunas opiniones y cada cual tiene la suya

XL. ¿Cómo se ve en unos años?

N. Á. Ser una Carmen dell’Orefice, que sigue desfilando con 70 años, o una Naty Abascal, maravillosa, no estaría nada mal [risas].

Toda la decoración es de Los Peñotes. Cristalería y cubertería, de Zara Home.
Maquillaje y peluquería: Ramón Ríos (Ten Agency) para Yves Sant Laurent Cosmetic.
Agradecimiento a Los Peñotes y The Sibarist Property & Homes