Tienen 21 y 23 años y ya se han hecho un hueco en la NBA. En el Eurobasket que comienza el 31 de agosto jugarán por primera vez juntos en la selección española. Otro tándem de hermanos llamados a relevar a una ‘generación de oro’. El reto no es fácil, pero a Juancho y a Willy les sobra ambición. Y no les falta humildad. Por Ricardo Uribarri

Once años después, una nueva pareja de hermanos se reúne en la selección absoluta de baloncesto. Tras los hermanos Gasol, llegan Willy y Juancho, los Hernangómez, como representantes destacados de una generación que está llamada a coger el difícil relevo del grupo más exitoso que haya tenido nunca el deporte de la canasta en nuestro país. Con el aval de haber completado una positiva temporada en su estreno en la mejor liga del mundo, la NBA, ahora van a hacer realidad otro sueño en su vertiginosa carrera. competir juntos en un equipo nacional que afronta del 31 de agosto al 17 de septiembre el Campeonato Europeo, en el que España defiende el título conseguido hace dos años.

XLSemanal. Han coincidido en la ACB, en la NBA, y ahora en la selección. ¿Qué sienten al poder competir juntos con España?

Willy Hernangómez. Para mí es especial estar con Juancho en su primer año en la absoluta. Intento ayudarle todo lo que puedo para que se sienta cómodo en esta familia que es la selección.

Juancho Hernangómez. Sí, yo he luchado mucho para llegar aquí y estar con mi hermano y junto al resto de leyendas del baloncesto español. Todo esto junto hace más emotiva esta experiencia. Tengo muchas ganas de defender esta camiseta.

personajes, hermanos hernangomez, baloncesto, xlsemanal

Juancho

XL. ¿Les sorprende la rapidez con la que se están desarrollando sus carreras?

W. La verdad es que están sucediendo muchas cosas muy rápido. Pero, bueno, nuestra mentalidad es ambiciosa y, si trabajas fuerte, la recompensa llega.

J. Hemos tenido, además, suerte con las lesiones y con los equipos en los que hemos jugado. Nuestros padres nos han inculcado que tenemos que esforzarnos y ser humildes. Gracias a eso, vamos pudiendo cumplir etapas.

“No fue una decisión fácil ir a la NBA. Pero nos alegra ver que toda esa gente que nos criticaba por ir tan pronto ahora está callada”

XL. Y ahora van a vestir la misma camiseta. Pero muchas veces les ha tocado enfrentarse, como esta pasada temporada. ¿Cómo lo viven?

W. Bueno, siempre es especial enfrentarte con tu hermano, y mucho más en la NBA, la mejor liga del mundo. Es difícil de describir, es algo único y especial. En la pista, desde luego, somos rivales, pero fuera somos hermanos y amigos. Los dos estamos viviendo las mismas experiencias, nos apoyamos mutuamente y nos damos consejos.

J. Sí, siempre hemos sido muy competitivos entre nosotros y eso nos ha ayudado a mejorar y a aprender el uno del otro. Pero además de ser hermanos, también somos muy amigos, sí. Hablamos casi cada día, y este año hemos tenido las mismas dudas y los mismos problemas. Willy, en todo eso, ha sido un gran apoyo para mí y estoy muy agradecido por tenerlo allí.

XL. Sus padres jugaban al baloncesto, su hermana también lo hace… ¿Había alguna posibilidad de dedicarse a algo que no fuera el baloncesto?

J. Sí, sí; de hecho, los dos empezamos jugando al fútbol. En casa nunca nos han presionado para que jugáramos al baloncesto; nos decían que disfrutáramos. Si nos hubiéramos dedicado al tenis, nos habrían apoyado igual.

personajes, hermanos hernangomez, baloncesto, xlsemanal

Willy

XL. Y quién es más crítico con ustedes: ¿el padre, la madre o la hermana?

W. Yo creo que todos. Nuestro equipo, que es como llamamos a nuestra familia, son los más críticos porque quieren lo mejor para nosotros. Nos exigen mucho, pero estamos muy agradecidos por ello.

J. Sí, son duros, pero lo justo y necesario. Y si vamos por el mal camino, nos lo dicen. Incluso cuando habla nuestra hermana pequeña, el resto callamos. Es bueno que todos tengan algo que opinar.

XL. ¿Cuál es el mejor consejo que les ha dado su familia?

W. Que disfrutemos. Del baloncesto y de la vida. Que intentamos aprovechar cada día al máximo, como si fuera el último.

J. Sí, este año, fíjate, cuando me llamaba mi padre a Estados Unidos, lo único que me preguntaba es si estaba feliz, y no si había metido más o menos puntos.

XL. Por cierto, muchos pensaron que la decisión de ustedes de irse tan pronto a la NBA era precipitada. ¿Cómo lo ven hoy?

W. Bueno, cada uno tiene su pensamiento, pero siempre hemos sido de ideas claras y nos gustan los retos. Hay que tener coraje para tomar la decisión de irse a la NBA siendo uno tan joven, pero las cosas han ido bien, hemos trabajado más que nunca y hemos tenido suerte. La verdad es que nos alegra ver que toda esa gente que criticaba ahora está callada.

J. Sí, sabemos desde el principio que no podemos gustar a todo el mundo, y aquella no fue una decisión fácil, pero nadie nos pudo quitar cumplir un sueño, jugar ante los mejores jugadores del mundo. Cuando tomas una decisión, tienes que ir al cien por cien con ella, pase lo que pase.

“Siempre hemos sido muy competitivos entre nosotros y eso nos ha ayudado a mejorar. Pero además de hermanos, somos muy amigos. Hablamos todos los días”

XL. ¿Y qué ha sido lo mejor hasta aquí?

W. Para mí, la experiencia de jugar una liga nueva, distinta, muy competitiva, con muchos partidos: poder jugar 82 partidos en seis meses, uno cada dos días, ha sido especial. También la posibilidad de conocer un país y una cultura diferentes.

J. Para mí lo mejor es lo divertido que ha sido. Cada día iba a entrenar y a jugar pensando: «Esta noche me toca LeBron James; esta otra, Kevin Durant; hoy, Kawhi Leonard…». Yo iba feliz, cumpliendo un sueño, y se me ha pasado superrápido. Me acuerdo como si fuera ayer el día del draft, el mejor de mi vida.

XL. ¿Ha sido más difícil adaptarse al juego de la NBA o a la vida en Nueva York y Denver?

W. En mi caso ha sido más difícil adaptarse al juego, que es muy rápido, con gente muy física. A Nueva York me adapté desde el primer día: es una ciudad muy internacional, con mucha gente latina. Me siento como en casa.

J. La vida en Denver ha sido también muy fácil. Me encanta, hace sol, la gente te trata muy bien… Notas más el cambio de juego, sí, pero fui un mes antes que Willy para jugar la liga de verano y eso, la verdad, me ayudó a adaptarme más rápido.

XL. ¿Por qué estamos tan bien valorados en EE.UU.? Hasta diez españoles han competido la pasada temporada en la NBA.

W. Bueno, el baloncesto español está viviendo un momento único, y se demuestra en que somos una potencia mundial. Hay mucho talento.

J. Sí, y ha sido una progresión: Fernando Martín rompió una barrera, Pau Gasol rompió la barrera del éxito y, a partir de ahí, nos empezaron a mirar y a respetar más. Ellos han abierto puertas y espero que nosotros las sigamos abriendo para el futuro.

XL. ¿Cómo se le explica al aficionado que haya jugadores que prioricen su carrera en la NBA por encima de la selección, como ha pasado con Mirotic?

W. Tanto Mirotic como todos los que estamos aquí hemos demostrado nuestro deseo de venir a la selección, pero al fin y al cabo nuestro trabajo durante el año está en nuestro club y nos debemos a él. Y si piensan que no debemos competir, no podemos hacer nada. Mirotic seguro que volverá en próximas citas.

“Vas a jugar pensando: ‘Esta noche me toca Lebron James; esta otra, Kevin Durant; hoy, Kawhi Leonard’. ¿Cómo vas a estar? ¡Feliz!”

XL. Juan Carlos Navarro ha anunciado, por cierto, que esta es su última cita con la selección. Poder aprender de jugadores a los que hasta hace poco solo veían por televisión debe ser algo especial.

W. Sí, compartir vestuario con leyendas como Pau o Juan Carlos y aprender de ellos, no solo de baloncesto, sino de la vida, es algo único.

J. A mí me gusta escuchar a Navarro cada vez que habla, aprender de cada gesto y quedarme con cada consejo que me da.

XL. Y los más jóvenes, ¿sienten presión por tomar el relevo de una generación tan exitosa?

W. No lo vivo como una presión, sino como un reto, con ilusión. No digo que podamos ser como la generación de oro, pero estoy seguro de que podemos seguir dejando a España en un puesto alto. Hay mucho talento.

J. Sí, igualar los éxitos de los últimos 15 años va a ser muy difícil. En ese sentido, hay un poco de presión. Pero debemos intentar mantener el nivel y competir cada torneo como el que más.

“Es un orgullo que nos comparen con los Gasol, pero no les llegamos ni a la suela de los zapatos”

XL. Las comparaciones con los Gasol son inevitables. Les gusta que se lo digan?

J. Desde luego, es un halago que nos comparen, pero sabemos que no llegamos ni a la suela de sus zapatos. Solo hay que verlos entrenar. Es muy difícil llegar a su nivel, han demostrado ser los mejores de Europa y de la NBA, que solo lo consiguen los privilegiados. Poder entrenar con ellos y que nos den consejos ya es un orgullo.

W. Sí, sí. Y nosotros y mi familia les estamos, además, muy agradecidos porque nos han ayudado muchísimo. A mí me han dado consejos desde mi primer día en la selección y han estado muy pendientes, así que solo tengo palabras de gratitud para los dos. Han demostrado ser jugadores únicos. Nosotros debemos seguir nuestro camino -tenemos mucha ambición-, y ojalá que en diez años puedan decir que otra pareja de hermanos luchó por el baloncesto español. Ojalá.

XL. ¿Y qué tienen para aportar los Hernangómez a la selección?

W. Energía, garra, sacrificio, esfuerzo, talento, ambición… Podemos complementar las cualidades del resto de jugadores. Estamos listos.

J. Sí, tenemos que formar un núcleo muy fuerte desde el primer momento y que nada lo pueda romper.

XL. Tras haber logrado tres títulos en las cuatro últimas ediciones del Europeo y de haber llegado al menos a semifinales desde 1999, ¿sería una decepción no hacer podio?

W. No, pero somos un grupo muy ambicioso y nuestro objetivo está claro: ganar el oro.

XL. Ya han logrado muchos objetivos, pero ¿qué sueños les quedan por cumplir?

J. Al final, siempre hay una gran meta, pero yo siempre me pongo pequeños objetivos, que pasan por el siguiente entrenamiento, el próximo campeonato, la temporada que viene, seguir mejorando… Somos ambiciosos y nos encantará ganar, pero antes de eso hay bastantes pasos por cumplir.

FICHA TÉCNICA

personajes, hermanos hernangomez, baloncesto, xlsemanal

Juancho, 21 años

Posición: Ala-pívot.
Equipo actual: Denver Nuggets (NBA).
Equipos anteriores: Estudiantes (ACB).
Lema en Twitter: Afortunado.

«Es que me siento un afortunado: hago lo que más me gusta en la vida. No puedo estar un día sin jugar al baloncesto».

Willy, 23 años

Posición: Pívot.
Equipo actual: New York Knicks (NBA).
Equipos anteriores: Real Madrid y CB Sevilla (ACB).
Lema en Twitter: Humildad y sacrificio.

«Mis padres me han educado para que valore cada cosa que tengo y hago. Sin sacrificio es imposible conseguir tus objetivos».


CONTRA LOS GRANDES

personajes, hermanos hernangomez, baloncesto, xlsemanal

Antes de dar el salto a la NBA, los Hernangómez ya habían mostrado sus cualidades en la ACB. Willy, con dos buenos años en el Sevilla y uno en el Real Madrid. Y Juancho, convirtiéndose en jugador revelación de la ACB en 2016 con el Estudiantes.

personajes, hermanos hernangomez, baloncesto, xlsemanal

Con ese bagaje, se presentaron al draft de la NBA, el sistema por el que los equipos americanos incorporan a los menores de 23 años que, sobre todo, vienen de sus ligas universitarias. Solo se necesita ser mayor de 19 años (si se compite en EE.UU) o de 22 (si en el extranjero). Se presentan cada año unos 170 jugadores, y solo 60 son elegidos. Willy entró en 2015 y Juancho, al año siguiente.